Reporte 33
La negociación política es necesaria, pero nadie la busca, advierten analistas
Reporte 33

Sofía Torres @soficarol21 – Dossier 33

El próximo 16 de julio la oposición realizará un plebiscito para que la población decida si rechaza o reconoce la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Maduro, también se someterá a consulta cuál es el papel de los funcionarios de los poderes públicos y la FAN en la restitución del hilo constitucional y el establecimiento de un gobierno de unidad nacional.

El anuncio, que hizo la Unidad en un acto en el que participaron diversos sectores de la sociedad, surge como una respuesta al gobierno que ratificó que el 30 de julio, día que se torna como un punto de quiebre, habrá Constituyente. La ruta definitiva que se dio a conocer para hacer frente a la propuesta del Presidente contempla también la activación de una Hora Cero y calle indefinida: “una escalada final” antes de la fatídica fecha.

Mientras, el conflicto político y social asciende y su desenlace es incierto. La dinámica demanda una solución pacífica que nazca de acuerdos entre los factores de poder, sin embargo, no se vislumbra entendimiento alguno.

El politólogo y especialista en políticas públicas, Michael Penfold, indicó que el referendo popular con tres preguntas, y con un saldo de violencia elevado, devela un escalamiento de los enfrentamientos, pues el gobierno también responderá. En este panorama – sostuvo – el país sufre, se perdió 30% de PIB y el último aumento salarial implica un incremento de agregados monetarios e inflación.

Destacó que este es un momento de “altísima incertidumbre”, no solo para la oposición sino para el gobierno, cuya permanencia en el poder, se ve amenazada. El analista citó a la Fiscal, quien ha insistido en el rescate de los elementos centrales de la Constitución y la democracia como único mecanismo para dirimir un conflicto destructivo que somete a los venezolanos innecesariamente a una situación que exige liderazgo, así como gran capacidad política, técnica y financiera para abordar la crisis.

“La negociación es necesaria, pero nadie la está buscando”, señaló Penfold, al tiempo que explicó que en esta coyuntura un proceso de esa naturaleza está lejos, porque el gobierno insiste en que irá a la Constituyente y la oposición está enfocada en la consulta popular anunciada este lunes, con la que trata de desligitimar la convocatoria inconstitucional del Ejecutivo y hacer una demostración de fuerza de calle.

Apuntó que quizás surja un actor internacional que revierta las propuestas de ambos polos y logre un proceso de negociación creíble que abone a la gobernabilidad, hoy inexistente en Venezuela.

Por su parte, el politólogo y profesor universitario, Doriam González, adviertió que en las actuales circunstancias pareciera que la dirigencia política de cada extremo “se disputa una piñata sin que un adulto ponga algo de orden”. Destacó que la pérdida de la institucionalidad democrática y el aprovechamiento del binomio constituyente/350, le atribuye a las mayorías la percepción de no contar con intérpretes que lean sus demandas.

En este sentido, afirmó que la tarea ahora es asumir sin complejos la necesidad de generar gobernabilidad y gobernanza en todos los niveles de dirección, porque la crisis económica, social y política no llegará a su fin con la salida de Maduro.

“En resumen, esperar que de forma sobrevenida, bien sea por colapso administrativo, económico, institucional o una combinación de estas, se desencadene la inevitable caída del gobierno no significa que la oposición política tendría carta abierta para gobernar con tranquilidad”, precisó González.