Reporte 33
Los trancazos se agotaron
Reporte 33

Sofía Torres- @soficarol21

El trancazo convocado para este martes por la Unidad Democrática no tuvo las misma acogida que en días anteriores. No han sido pocas las críticas que últimamente se han hecho frente a esta forma de protesta adoptada por la dirigencia opositora, en el marco de una agenda de calle que inició hace aproximadamente cuatro meses.

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, manifestó que la actividad programada para este 8 de agosto debe ser evaluada, ya que las personas no respondieron al llamado de la plataforma unitaria. Sostuvo que para generar confianza los políticos deben mostrar resultados contundentes, porque  “sí la política no da respuesta, la gente se aleja de la política”.

Por su parte, el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, señaló un día antes de la actividad que el ciclo de las marchas y los trancazos se agotó, y que había que conectarse con las necesidades de los más humildes. Dijo no estar en el grupo de dirigentes que determinan cuáles son las acciones de calle que se realizan, y apuntó que las movilizaciones no han tenido el alcance que tuvieron anteriormente.

En redes sociales se gestó una matriz de opinión que asegura que los trancazos, que se efectúan con más fuerza en el este de la ciudad capital, propician enfrentamientos entre vecinos y que se trata de un autoencierro, que genera hostilidad entre miembros de una comunidad.

En jornadas similares voceros de la MUD pedían la colaboración de aquellos que obstaculizaban el tránsito en avenidas y urbanizaciones para abrir paso a periodistas y personas con emergencias médicas, que vale decir, de acuerdo al reporte de varios casos, debían justificar debidamente ante los vigilantes de las barricadas.

El secretario general nacional de Avanzada Progresista, Luis Augusto Romero, expresó en un programa de televisión que una estrategia que no es susceptible de ser evaluada, está condenada al fracaso y precisó que el trancazo es ineficaz.

Ciudadanos se preguntan con mayor frecuencia, ante las convocatorias a trancar, si realmente la actividad se lleva adelante en toda Caracas o en todas las ciudades del país, cuál es el objetivo y a quién afecta.

En números

El periodista Eugenio Martínez publicó en su cuenta en Twitter que de acuerdo a un estudio de Datanálisis,  los trancazos como forma de protesta son respaldados por 1,4% de la población y que otras opciones tienen mejor aceptación. Indicó también que según una investigación de la encuestadora (junio), un 71% declara estar “nada o poco dispuesto” a participar en las trancas.

Un trabajo de Polítika UCAB demuestra que 3 de cada 5 ciudadanos desaprueba el bloqueo de vías y 2 de cada 5, apoya tales acciones.

La investigación emprendida en el mes de mayo por la Cátedra Libre Democracia y Elecciones UCV deja ver que un 86% de los venezolanos considera que el cierre de calle y las guarimbas no favorecen a la oposición, y que aunque un 89% alega que existen razones para protestar, un 47% dice no estar dispuesto a hacerlo y un 21% tiene poca disposición.

El trancazo, recurrente días atrás y previos a la Asamblea Nacional Constituyente, se desgastó, y la experiencia de este martes reflejó que la gente ya no comulga con esa práctica, por no ser la mas conveniente dentro de la dinámica actual, dinámica que impuso el escenario electoral como el más viable e irremediable.