Reporte 33
Rocío San Miguel“No se pueden perder de vista los militares en gobernaciones”
Reporte 33

Por Sofía Torres

La presidenta de la asociación civil Control Ciudadano, Rocío San Miguel, considera que por ahora la Fuerza Armada Nacional no tendrá ningún “papel estelar” en la coyuntura política, tampoco ve posible “un golpe de Estado tradicional”.

Dice que hay militares que seguirán apoyando al gobierno, algunos han permanecido largo tiempo en sus cargos, por lo que no espera cambios en la ratificación del compromiso de esos uniformados con la revolución.

San Miguel sostiene que son muchos los movimientos, que en los últimos 8 años se han venido gestando a lo interno de la FAN, con  una caracterización que viene de la partidización política, que comenzó en 2004 una vez que Hugo Chávez superó el referéndum revocatorio presidencial y entendió que la institución castrense era un pilar clave en el control de poder en el país.

Explica que esos movimientos se reflejan en destituciones o solicitudes, unas propias y otras no,  de bajas de oficiales.

¨El detonante de estos procesos es la  muerte de Chávez, quien ejercía la hegemonía de todas las partes vinculadas al sector militar en Venezuela. Esta muerte desperdiga esas partes  y la fuerza de los militares en funciones públicas¨.

Los grupos de poder

¨Actualmente existen varios grupos de poder, está el de los militares retirados  que forman parte de las gobernaciones y no se pueden perder de vista, porque tienen una influencia importante, cada uno pertenece a logias particulares, no son del todo homogéneos. Controlan el 52% de las gobernaciones y eso proporciona  una lectura apropiada del poder militar sobre todo de cara a las elecciones regionales¨.

Luego están los ministros, dice la especialista, algunos activos otros retirados y hay otros grupos relacionados con la intentona del 4 de febrero de 1992. “Todos estos militares actúan abiertamente en la dirección política de controlar el poder a través de este gobierno cívico-militar”.

San Miguel advierte que hay una militarización cada vez más férrea de la sociedad, se percibe en diferentes formas de empleo, una es la nueva fase de la OLP (Operación de Liberación del Pueblo) y otra es  la exposición de los medios militares más sofisticados en manifestaciones políticas. Apunta que los mecanismos que se pueden contabilizar públicamente dejan ver que la Guardia Nacional está conteniendo la posibilidad de explosiones sociales generalizadas.

Al preguntarle cuándo se desvirtuó la FAN, responde que ese proceso, en el que incidió la partidización política, se inició con la llegada de Chávez a la presidencia, eso trajo consigo la incorporación de la institución al Gobierno Nacional, lo que no tuvo un desarrollo constitucional adecuado. Afirma que los militares ingresaron a la administración pública y empezaron los primeros casos de corrupción, entre ellos el del general Cruz Weffer con el Plan Bolívar 2000.

Acuerdos lesivos

Control Ciudadano realizó un estudio sobre los contratos de cooperación militar suscritos entre Venezuela y más de una decena de países durante los últimos 11 años. Los hallazgos develan opacidad y discrecionalidad en la asignación de recursos, que deben gestionarse de manera eficiente en momentos de ¨estrecheces económicas¨

Entre los acuerdos evaluados hay uno con Rusia que contempla la instalación de una  planta en Venezuela para producir fusiles de asalto Kalashnikov. El proyecto  lleva una demora de 6 años por desvío de los fondos entregados  a la corporación estatal rusa Roboronoexport y el principal contratista está detenido. Sin embargo, aquí no se adelanta ninguna investigación.

Al ser consultada acerca del monto aproximado que se ha desembolsado por estos convenios, San Miguel asegura que no todos los acuerdos de cooperación militar tienen una inversión monetaria tangible. ¨En planes de políticas públicas todo debe traducirse monetariamente, pero el gobierno no ha hecho estas traducciones y es muy difícil cuantificarlas. Lo que se devela con este trabajo es que algo grave ha pasado en términos lesivos¨, precisa.

En el estudio se le pide a la Asamblea Nacional, “desclasificar los montos de los acuerdos, las materias que comprenden y el tiempo de duración en el cual se debieron ejecutar las obligaciones, dado que esta información afecta un interés patrimonial de los venezolanos y para nada revela aspectos estratégicos”.

@soficarol21