Reporte 33
Omar Farías Luces: un magnate del socialismo que aseguró sus fondos en un paraíso fiscal
Reporte 33

El llamado “zar de los seguros” abrió cuatro empresas offshore en una isla del Caribe a través del bufete panameño Mossack Fonseca. La Corporación OFL, que agrupa a una veintena de compañías a su nombre, lo convierten en uno de los empresarios del sector de seguros que más ha crecido durante el gobierno chavista

LISSETH BOON

omar-faria2-678x381

Omar Farías, el empresario detrás de Seguros Constitución

Seis años antes de que el empresario Omar Jesús Farías Luces apareciera involucrado en el escándalo del Banco de Madrid de marzo de 2015, como uno de los venezolanos investigados por lavado de dinero en la filial de la Banca Privada de Andorra (BPA), ya eran mencionados los manejos irregulares de su compañía en Ecuador en los documentos confidenciales de Mossack Fonseca, bufete panameño especializado en ocultar fortunas de poderosos en paraísos fiscales, tal como confirmó la investigación periodística global Panama Papers.

Aparte de la veintena de empresas que conforman la Corporación OFL (siglas de las iniciales del empresario), con presencia en Venezuela, Ecuador, República Dominicana y Panamá, el llamado “zar de los seguros” abrió cuatro sociedades offshore en British Anguilla (Anguila Británica), un archipiélago del Caribe reconocido por sus playas de arenas blancas y aguas turquesas y como destino para las empresas de maletín. Todo un paraíso para evadir impuestos y esconder patrimonios.

La relación de Farías Luces con Mossak Fonseca se remonta a 2007, cuando registró como único director y socio las tres empresas Win Enterprises Limited, Quinlan Services LTD y Albridge Marketing en Anguila, mediante las gestiones de la sucursal del bufete panameño en Caracas. Ese mismo año, abría operaciones en Ecuador con su buque insignia, Seguros Constitución.

Pero en 2009, su reactivación como cliente en la matriz de Panamá fue discutida entre gerentes del bufete panameño por los pro y contras que representaba el polémico propietario venezolano, cuya actividad empresarial se ha expandido notoriamente durante los años del chavismo.

“Cruzo los dedos, puede significar MUCHO, PERO MUCHO” (sic) escribió en un correo del 13 de octubre de 2009, el director general de Mossfon Trust, una de las filiales de Mossack Fonseca en Panamá, al referirse Farías Luces. Para que no queden dudas sobre las expectativas que despertaba este “cliente prospecto”,  el tema del intercambio epistolar es identificado como “CLIENTE GRANDE-VENEZUELA”, con mayúsculas sostenidas.

Aunque Farías Luces no es identificado en los documentos como persona políticamente expuesta (PEP), igual genera reservas. El 9 de  octubre de 2009,  Mossack Fonseca/Mossfon* ordena investigar vía correo electrónico al dueño de la Aseguradora Constitución en Venezuela, de quien dicen que es un “SÚPER-SÚPER cliente potencial… Un empresario muy grande, enorme, pero pienso que debe tener mucho contacto con Chávez. Si es más o menos potable, hasta quizás valga la pena ir a visitarle con Axel, su aseguradora es un MONSTRUO” (sic), enfatiza el director general de la firma panameña.

Pero el lunes 12 de octubre, el bufete advierte en un breve informe sobre una noticia publicada en el diario La Hora de Quito, en mayo de 2009:  la Fiscalía General de Ecuador había abierto una investigación contra Farías Luces por lavado de dinero. La auditoría de la Superintendencia de Bancos y Seguros ecuatoriana determinó que los ingresos como aportes de capital habían sido utilizados para gastos diferentes al inicial. Y que además, los fondos no eran propiedad de Seguros Constitución sino del propio Farías.

También, mencionan documentos que advierten que Farías logró reunir su patrimonio actual “gracias a su contacto con personajes claves del gobierno de Hugo Chávez”.

El informe de Mossack Fonseca de 12-10-2009 concluye que Farías “es un cliente potable;  sin embargo, habría que proceder con mucha cautela por el alto riesgo que representa”.

Pero el director general  de Mossfon despachó esas sospechas asegurando: “YA TENEMOS RELACIONES con Farías y podemos aprobarlos como clientes”. Seguidamente, comentó en el mismo escrito que el esposo de una oficial de alta gerencia de la firma panameña es gerente administrativo de Seguros Constitución en Panamá desde febrero de 2009. Y que además,  la gerente de Mossfon en Venezuela, Jeannette Almeida, “lo conoce muy bien”, ya que le maneja sus asuntos e incluso gestionó la compra del piso 14 en la Torre de las Américas,  sede de las oficinas en Panamá de Seguros Constitución, “un grupo de seguros grandes con oficinas en Ecuador y República Dominicana”.

Panama_-_Torres_de_Las_Americas_2458826926

En ese mismo correo de 2009, el gerente general de Mossfon detalla sobre la salud de las empresas de Farías Luces en Ecuador: el encargado de abrir la operación en Panamá fue enviado al país andino a poner orden ya que quienes estaban a cargo allá “al parecer estaban despilfarrando el dinero y la empresa estaba en números rojos”.

Al expediente de Farías Luces se suma un “rumor”: en un correo interno del 8 de diciembre de 2009, se resalta que, según versiones extraoficiales, el presidente de Seguros Constitución habría sido detenido en Maiquetía por la policía política venezolana cuando intentaba huir de Venezuela a través del Aeropuerto Internacional de Maiquetía. “Farías es vinculado al narcotraficante “León Cachito”, natural de Güiría”, en estado Sucre. Coincidencialmente, en el mismo pueblo natal de Farías.

De Güiria al paraíso fiscal

Documentos de Mossack Fonseca indican que Farías Luces registró en 2007 tres empresas en la isla de Anguila Británica, territorio británico de ultramar a 953 kilómetros de Caracas, con un capital de 50 mil dólares respectivamente: Quinlan Services LTD (6 de marzo), Albridge Marketing (23 de agosto) y Win Enterprise Limited (27 febrero). Esta última cambió de  nombre a Corporación OFL RD el 16 de octubre de 2009.

Las tres firmas son clasificadas como “International Bussines Company” (IBC) de Anguila Británica, aunque su actividad comercial no es precisada.

Si bien las tres compañías fueron registradas en la isla de Anguilla, el domicilio se ubica en Caracas, específicamente en Torre Nord de la avenida Tamanaco de El Rosal, urbanización que en los últimos años ha perdido lustre como “distrito financiero de Caracas”. Justo en ese edificio operan otras empresas de Farías Luces del sector salud como Net Asistencia, Dental Net y Farmacias Botimarket, a pocos metros de la firma matriz de la Corporación OFL, Seguros Constitución, en la torre del mismo nombre.

Las gestiones para registrar estas empresas en el paraíso fiscal del Caribe se realizaron directamente entre la oficina de Mossack Fonseca Caracas, MF Consulting LTD, ubicada en la calle La Guairita de Chuao (cerca de la embajada de Panamá), a cargo de Jeannette Almeida y la filial del bufete panameño en British Anguilla, situado en el Caribbean Commercial Centre, en la capital The Valley.

Una cuarta empresa a nombre de Farías Luces fue registrada en Aguilla el 15 de noviembre de 2007: Golden Crest International Limited. Según los documentos de Mossack Fonseca, esta firma suscribió un contrato de comodato de un avión King Air B200G, fabricado por Hawker Beechcraft Corporation, matrícula YV3661T (sic) antes N32029, propiedad de Inversiones Aeronet, una de las empresas en Venezuela del empresario oriental.

golden-faria

En otro documento de los archivos de Mossack Fonseca indica que el King Air BY-029 fue comprado el 11 de enero de 2008 por la empresa Golden Crest International Limited a Caribbean Aviation por 5.2000.000 dólares.

Por medio de este avión también puede trazarse la ruta de las relaciones de Farías Luces con el gobierno bolivariano. El 22 de agosto de 2009, su empresa Golden Crest International Limited prestó servicios de traslado de una comisión de la Asamblea Nacional presidida por Darío Vivas desde el aeropuerto de Maiquetía en Caracas hasta el aeropuerto de la Chinita en Maracaibo en el Hawker Beechraft B200GT BY-2 N32029, con el fin de asistir a una reunión urgente con el presidente Hugo Chávez en Cabimas, por el cual la aeronave desvía la ruta sin autorización del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), según consta en una decisión del TSJ del 29 de octubre de 2009.

La actividad a la que se dedican estas sociedades creadas vía Mossack Fonseca era una de las preguntas que tanto Runrun.es como  el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) prepararon para  Farías Luces. Solicitaron por escrito ante la sede de la avenida Venezuela de El Rosal una entrevista con el presidente de Seguros Constitución el 3 de mayo de 2016, sin obtener respuesta hasta el momento. También se envió correo electrónico para pedir entrevista y se hicieron llamadas telefónicas a Seguros Constitución durante la semana del lunes 2 al viernes 6 de mayo de 2016, sin lograr comunicación.

Los números telefónicos que indica la ficha del RNC “que no están asignados a ningún usuario o fijo telefónica”. De igual manera, las llamadas los teléfonos de la oficina MF Consulting LTD en Caracas no son atendidos.

Diagrama-empresas-OFL

Hecho a sí mismo

El notable crecimiento de los negocios de Farías Luces en los últimos años ha levantado suspicacias en un contexto de contracción económica y alta presión contra el inversionista privado. Salvo Seguros Constitución, que fue comprada en 2005, buena parte de las  empresas que conforman su corporación fueron creadas o adquiridas durante el segundo sexenio de Hugo Chávez (2007-2013) cuando comenzaron a deteriorarse todos los indicadores económicos en Venezuela. Es un empresario nacido en revolución.

A Farías Luces no le incomoda que lo relacionen con el gobierno de Chávez. “En Venezuela ninguna empresa puede decir que no trabaja con el gobierno porque el gobierno es el principal comprador. Todas las aseguradoras en venezuela y todos los corredores de seguro e intermediarios en Venezuela están detrás o tienen cuentas del Estado venezolano. Es imposible en Venezuela crecer si no le prestas servicios a gobierno”, dijo en una entrevista en video incluida en un reportaje de la periodista ecuatoriana Nuria Pernia (16 de septiembre de 2014).

 

Su principal compañía, Seguros Constitución, cubrió las pólizas  de importantes organismos gubernamentales como un  Petróleos de Venezuela, Pdvsa, cuyos contratos abarcaban unos 100 millones de dólares anuales de sobreprecios entre pólizas de seguro y reaseguros nacionales e internacionales, según un reportaje del 6 de agosto de 2007 de El Nuevo Herald.

Farías Luces es presidente y propietario del 99, 79% de las acciones de Seguros Constitución,  firma con estatus activo para contratar con el Estado, según indica el Registro Nacional de Contratistas (RNC). Desde 2007 a 2011, prestó servicios a entidades públicas como el Inces, Ministerio de Economía Popular, Fundación Misión Che Guevara, Onapre, Instituto Nacional de la Vivienda, Cadafe, Alcaldía del Distrito Metropolitano de Caracas y Ministerio de Energía y Petróleo, entre otros.

A partir de consultas dentro del sector, se reconstruye sus orígenes: “El Negro Farías”, como también se le conoce, comenzó como agente de seguros de Seguros La Seguridad, en la época en que la empresa pertenecía al Grupo Boulton, una familia de largo abolengo comercial en Venezuela. Luego pasó al área de sociedades de corretaje comprando dos empresas: Vida y Patrimonio y Veneasesores, que estuvieron entre las primeras 10 sociedades de corretaje del país. A ellas incorporó  una sociedad de corretajes de reaseguros hasta que en 2005 adquirió Sofitasa que se convertiría en Seguros Constitución.

A su relación con el mandatario fallecido, Hugo Chávez le atribuyen su rápido desarrollo en el sector  de los seguros. Gracias a sus contactos con el alto gobierno -de los cuales siempre hacía gala, aseguran conocidos-, llegó a ser presidente de la junta directiva de la Cámara de Aseguradores y presidente del extinto Consejo Nacional de Seguros.

Se dió a conocer en 2006 como representante legal de las empresas Inversiones FLD y el Hospital Net, filiales de la empresa de Servicios Integrales de Salud (SISA), registrada apenas dos días antes de la firma de un contrato con la Gobernación de Carabobo, al mando del comandante de la Guardia Nacional, Luis Felipe Acosta Carles. Fue creada para la administración de la Maternidad del Sur en Valencia.

En 2007 Farías Luces consolidó la Corporación OFL, que abarca no sólo el sector de seguros sino también salud, producción agropecuaria, transporte, naviera e incluso servicios funerarios. Incluso, es la que encauza los proyectos de responsabilidad social del grupo empresarial.  También en agosto de ese año inició su expansión internacional con aperturas en Ecuador (luego de comprar la aseguradora Memoser) a la que siguieron Panamá (2008) y República Dominicana (2009), “todas por puro olfato”, ha declarado a la prensa.

Pero en los destinos internacionales ha tenido traspiés. Algunas fuentes del sector observan que, así como creció vertiginosamente, también ha perdido poder, lo que en parte asocian al momento en que Chávez enfermó, justo cuando Pdvsa cambió de aseguradora: Seguros Constitución fue sustituido por La Occidental, perteneciente al empresario Víctor Vargas.

En 2009 en Ecuador, dos años después de haberse instalado, la Intendencia Nacional del Sistema de Seguro Privado de la Superintendencia de Bancos ecuatoriana ordenó a la subdirección de lavados de activos iniciar una auditoría especial a Seguros Memoser (que seguía llamándose así a pesar de haber sido comprado por la venezolana Seguros Constitución) para establecer el origen de los fondos aportados por el mayor accionista de esa empresa, es decir Farías Luces.

La Asamblea Nacional de Ecuador abrió además una revisión de la procedencia de esos fondos, además de tomar procedimientos de prevención de lavado de activos.

También en Panamá, Seguros Constitución cayó en el ojo de las autoridades. El 4 de agosto de 2015, la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá ordenó la intervención de la filial en el istmo de compañía aseguradora venezolana. El organismo había recibido múltiples reclamos de terceros y asegurados de que la compañía aseguradora no estaba honrando el pago de siniestros. En un comunicado emitido al día siguiente, Faría Luces aclaró que la medida sería temporal luego de acordar la capitalización de la empresa así como la adecuación de los procesos en los 10 días siguientes.

La controversia ha marcado trayectoria empresarial de Farías Luces. El último estruendo que lo involucra es el del Banco de Madrid, en marzo de 2015, cuando fue incluido en una lista de venezolanos señalados por legitimación de capitales: Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía; Javier Alvarado, ex viceministro de Desarrollo Eléctrico y ex director de Bariven; Alcides Rondón, ex viceministro de Seguridad Ciudadana; Carlos Aguilera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y Francisco Jiménez, ex directivo de Pdvsa.

Un año después, el 19 de febrero de 2016, la Financial Crime Enforcement Networks (Fincen), que depende del Tesoro de Estados Unidos, retiró laacusación contra el Banco Madrid sin dar mayores explicaciones. Tampoco se sabe del informe con acusaciones penales de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) mientras que la Fiscalía española retiró la acusación contra los directivos.  Sin embargo, queda pendiente la decisión de seguir investigando a los clientes sospechosos por lavado de dinero. Farías Luces seguiría entonces en la mira de las autoridades contra el crimen financiero internacional.