Reporte 33
“Quiero la reinstitucionalización de la FAN, no satanizarla”
Reporte 33

Por Sofía Torres

Para la diputada a la Asamblea Nacional por la frontera, Laidy Gómez, la confrontación con los cuerpos de seguridad y la dirigencia roja ha sido una constante en su haber político. Los ataques personales, a través de “laboratorios denigrantes”, tampoco han faltado, sin embargo, confiesa que su desempeño en funciones públicas la ha inmunizado frente a la ofensiva del adversario.

La abogada y dirigente de Acción Democrática obtuvo la curul con el 70% de la votación el 6D, tras una ardua contienda electoral que llevó adelante en medio del cierre fronterizo y un estado de excepción. Hoy considera que la labor legislativa es trascendental para terminar de desnudar al régimen, razón por la que sus pretensiones no apuntan a la gobernación de Táchira. “No podemos abandonar el parlamento”, sentencia.

El arranque de la trayectoria política

Oriunda de Rubio, Táchira -coterránea del presidente Carlos Andrés Pérez- y criada en San Martín, Caracas, Laidy Gómez ingresó a Acción Democráticaen 2003 a colaborar en el diseño de un reglamento interno. Estaba a punto de graduarse y necesitaban un abogado, para ese momento ya se hablaba de la vulnerabilidad de la propiedad, habían comenzado las expropiaciones y eso la inquietaba.

Luego fue presidenta de la Comisión de Proceso Interno del partido, para escoger candidatos a concejales cuando se empezaban a manejar los esquemas unitarios, pese a que aún no existía la MUD. Estuvo en el Comité Municipal de Rubio encargada de la organización  de profesionales y técnicos, y fue defensora en materia de niños y adolescentes, funcionaria de la Lopna.

En el 2008, cuando César Pérez Vivas ganó la gobernación en Táchira, Gómez asumió la prefectura de su jurisdicción, allí manejó todos los programas sociales del gobierno regional y canalizó  las denuncias vinculadas a servicios públicos y vialidad.

Aunque se ganó la gobernación se perdió la alcaldía, pasó a manos de una abogada chavista radical, ahí empezó la controversia. Los planes que yo intentaba llevar adelante  me los saboteaban, hubo eventos que dieron pie a los enfrentamientos con la Guardia Nacional.Logré superar los obstáculos en ese sentido porque era una dirigente que tenía mi potencial en las bases, en las comunidades. Los cuerpos de seguridad no podían contrarrestar mis acciones, porque yo contaba con el respaldo del pueblo, no obstante, hubo arbitrariedades. En una oportunidad tuve que salir de mi casa por 15 días ante las amenazas de allanamiento. Definitivamente todas esas experiencias me brindaron las herramientas para resistir ante este régimen.

En el 2009 asumí la Secretaría Femenina Regional de AD. En 2012, luego de consultar con las bases y sentir que tenía una posibilidad, aspiré a la alcaldía de Rubio, me conté en unas primarias internas con un candidato que ya había sido alcalde y el  jefe del partido en el municipio. El primero me venció por 100 votos y al segundo le gané con más del 50%.

Desánimo y abstención

Fui jefa del Comando Mujeres por el Progreso en Táchira, en la campaña presidencial de Henrique Capriles (2012). Formé comandos femeninos en todo el estado: campos, parroquias y caseríos. Juramentamos a más de mil 600 mujeres. En el desarrollo de ese  trabajo, AD me nombró candidata a diputada por la zona de la frontera al Consejo Legislativo.

El 7 de octubre se perdieron las elecciones, fue un golpe duro, la gente se desanimó y eso generó abstención en diciembre cuando se disputaron las gobernaciones y los consejos legislativos. En el Táchira ambos se perdieron.

Gómez explica que la gestión de Pérez Vivas estaba desgastada y había desmotivación entre los ciudadanos, es por eso que el 16 de diciembre de 2012, VielmaMora se convierte en gobernador, “no fue por liderazgo ni por capacidad política durante la campaña”.

Al perder dos contiendas (las primarias internas para la alcaldía de Rubio y la del Consejo Legislativo) Laidy tenía dos opciones: retirarse de la política o esperar a ver qué pasaría.

Cuando Maduro llegó a la presidencia, la diputada dice que le metió combustible a la máquina: la nombraron adjunta a la Coordinación de Movilización Regional de la campaña presidencial de 2013. Ese año, por aprobación unánime del Comité Regional de AD, a excepción del movimiento sindical, se convirtió en la Secretaria Regional de Organización en Táchira.

Cuando recuperamos algunos espacios en el estado, comenzaron las guarimbas en febrero de 2014 y en marzo de ese mismo año los colectivos destruyeron la casa del partido, acabaron con lo poco que teníamos.Vino luego el pase de factura del gobierno a los sectores democráticos, con la destitución de Richard Mardo y María Corina Machado.

Pese a las arbitrariedades rescaté  mi proyecto de ser diputada a la Asamblea Nacional. Me dediqué a organizar el partido por comités locales (figura utilizada por los adecos desde hace muchos años), es decir,  cinco dirigentes por centro electoral. Inicié esa labor en la frontera, en zonas muy fuertes por la presencia de irregulares, comoDelicias, San Antonio y  Ureña.

Camino al Capitolio

La abogada indica que por consenso el circuito de frontera se le cedió a AD, debido a su influencia electoral en la zona y ella era prácticamente la candidata de la Unidad. Apareció Walter Márquez como independiente y exigió primarias. Tuvo que contarse – si iban separados podían perder la circunscripción- con Márquez y un candidato de Voluntad Popular.

Fue una campaña difícil, no tenía recursos ni la atención de los medios de comunicación. Márquez tenía mucha  experiencia política y el abanderado de VP, se amparaba en la figura de Leopoldo López y Daniel Ceballos. Salí victoriosa de las primarias, obtuve 9 mil votos. Se demostró que el trabajo de hormiga, con las bases y de contacto directo, es más poderoso que cualquier estrategia de marketing político o una mochila de plata.

Una vez capitalizada la candidatura de la Unidad, creí que el trayecto se aligeraría, pero me cerraron la frontera el 19 de agosto (2015) y dictaron estado de excepción, suspendieron las garantías: la inviolabilidad del domicilio, del libre tránsito y de manifestaciones públicas. Eso me impidió durante agosto, septiembre y octubre, realizar asambleas en los barrios y recorridos casa por casa, tuvimos que hacer reuniones en la clandestinidad, entre cuatro y cinco personas, y me tenía que trasladar en carros diferentes.

El candidato de gobierno, Néstor Sayago, y la esposa del gobernador,  candidata en la lista, emprendieron su campaña en octubre. Yo decidí hacer lo mismo en la comunidad de El Valle junto a una gran cantidad de personas y me llegó la Guardia Nacional, me pidieron que me retirara porque podían comenzar a detener gente. En noviembre definitivamente arrecié, no estaba dispuesta a continuar limitando mis derechos políticos.Gané la diputación con el 70% de la votación.

La reinstitucionalización de la FAN, un objetivo

Cuando Laidy Gómez denuncia las irregularidades que se suscitan en la frontera los niveles medios de los organismos de seguridad, dígase Ejército y Guardia Nacional,  aplauden, en silencio, pero aplauden. Evidentemente, aclara la diputada,  los altos rangos que están en el dominio de estas irregularidades, la  ven con incomodidad.

Gómez sostiene que desde el 19 de agosto ha sido “público, notorio y comunicacional”, cómo han pasado toneladas de leche, pollo, arroz, azúcar, detergente en polvo y productos de aseo personal a Colombia, por las trochas que son custodiadas por los uniformados.

Con la comisión especial de frontera hicimos un recorrido por la frontera del Zulia, a nivel de Paraguachón, por la de Apure, por El Amparo, por la de Amazonas y por toda la del Táchira y el denominador común de las denuncias era la vinculación de funcionarios de las Fuerzas Armadas con el contrabando de gasolina y víveres. En Amazonas se denunció el control de las minas por parte de irregulares con la complicidad de efectivos de la FAN.

Esta es una de las razones por las que pedimos que la Ley de Frontera, que Maduro dictó a través de la Ley Habilitante, no otorgue tanta discrecionalidad a la institución castrense en los espacios fronterizos. Si bien es cierto que la FAN debe garantizar nuestra soberanía, en este momento se ha desnaturalizado la protección de esa soberanía por los flagelos de las áreas limítrofes.

No quiero satanizar a las Fuerzas Armadas, es la única que tenemos, lo que planteo es que a mediante la ley se revise su excesivo poder discrecional, para luego poder lograr su reinstitucionalización.

El rescate del país, un punto de encuentro

Cuando convergemos muchas organizaciones políticas con diferentes criterios y doctrinas, es normal que la toma de decisiones se torne compleja, pero necesaria y afortunadamente todos los partidos que estamos sentados en la Mesa tenemos un solo fin: rescatar al país de quienes lo han dejado en la miseria.

La realidad no la cambia el tiempo. Aunque se generara un fenómeno económico, como el aumento del precio del barril de petróleo, Nicolás Maduro no se mantendrá en el poder. Cuando el pueblo decide darle la espalda al gobierno no hay nada que pueda revertir esa determinación. Así el referéndum sea mañana, en tres o seis meses, el pueblo no va a ceder en su posición. Lo percibo en el chofer de bus, en la profesora, en el obrero, en el campesino.

@soficarol21