Reporte 33
Rondón: La AN no va a desaparecer del escenario político (Entrevista)
Reporte 33

Sofía Torres

El diputado y vicepresidente del Parlasur, Luis Emilio Rondón, alegó que los diputados de la Unidad han soportado un año de hostigamiento y abusos, hasta llegar a este momento en el que que se intenta apagar la voz libre de un Asamblea Nacional, “que no está arrodillada ante los designios del poder”.

Al referirse a la sentencia de la Sala Constitucional del máximo tribunal que establece que el Poder Judicial asumirá las competencias del Poder Legislativo, mientras en este persista una situación de desacato y de invalidez de sus actuaciones, Rondón aseveró que se dio un golpe definitivo a la democracia, pues se introdujo un gobierno de facto.

 El TSJ, el órgano más complaciente ante las exorbitantes ambiciones del gobierno, da instrucciones genéricas, le dice al Presidente que puede hacer lo que le venga en gana y erradica de un  órgano natural, como el legislativo, las facultades de legislación y fundamentalmente las de control del gasto y del comportamiento público.

En ese sentido, Rondón señaló que este tipo de decisiones no pueden ser acatadas por la AN, ya que no se puede permitir que el Poder Público sea monopolizado por un ente que no es producto de una elección popular. “Los venezolanos votaron por una Asamblea nacional no por el TSJ”, advirtió.

Desconocemos la decisión porque atenta contra las principios fundamentales de la democracia moderna. Los diputados no están en el parlamento porque les da la gana, ni porque se ganaron un certificado en una rifa, están allí porque el pueblo los eligió, tras una intensa campaña electoral. También fueron electos los de las fracción oficialista, da vergüenza que no defiendan a la Asamblea, al pueblo que los eligió,  por el contrario, se cobijan bajo las faldas y cortinas del TSJ.

Recordó el parlamentario que el alto gobierno diseñó una estrategia para burlar la voluntad popular, que “comenzó con el nombramiento de unos magistrados exprés, que no cumplen, muchos de ellos, ni siquiera  con los requisitos profesionales, sin embargo, entre gallos y media noche, el 23 de diciembre de 2015 fueron designados”;  después -prosiguió-  suspendieron por medida cautelar  a los diputados de Amazonas, que tenían en sus manos las  credenciales otorgadas por el Consejo Nacional Electoral. “Allí empezó el calvario, el desconocimiento progresivo de las competencias y atribuciones de la Asamblea Nacional”, precisó.

En cuanto a la amenaza a la inmunidad parlamentaria, el dirigente destacó que el artículo 200 de la Constitución es “sumamente claro”, pues establece que los diputados gozan de inmunidad desde el momento de su proclamación hasta el vencimiento de su mandato. Ante esto -dijo- no hay  sitios oscuros, ni lagunas, es una norma expresa y lo que se pretende es intimidar a los 112 diputados de la oposición.

No estamos armados, solo portamos nuestras ideas y la Constitución, estamos erguidos con dignidad para mantener el ejercicio de nuestras funciones. Ojalá el gobierno no pase la raya y respete la representación popular. Vamos a seguir trabajando, para eso nos eligió el pueblo. No vamos a desaparecer del escenario político.

“Tanta ignorancia indigna”

Rondón aseguró que el parlamento solicitó a la OEA la implementación de la Carta Democrática, “que por cierto no la firmo Rómulo Batancourt sino Hugo Chávez Frías, en representación del Estado venezolano”, para lograr el respeto de los derechos constitucionales y la convocatoria a elecciones. “Apelamos al artículo 20 de la Carta que establece mecanismos de conciliación para el establecimiento del orden constitucional vulnerado”, puntualizó.

Entre otras cosas, aclaró que de materializarse la expulsión de Venezuela del organismo multilateral, el juego estaría  a favor del gobierno, porque se le cerraría a la sociedad venezolana una tribuna donde expresar su inconformidad ante un régimen que se alejó definitivamente del sentimiento popular.

Al hablar de la decisión de la Sala Constitucional del TSJ que anula, por inconstitucional,  el acto aprobado por la Asamblea Nacional el pasado 21 de marzo, llamado “Acuerdo sobre la Reactivación del Proceso de Aplicación de la Carta Interamericana de la OEA”, indicó que los embajadores “deben estar muertos de risa” ante la actuación del órgano judicial que parece no conocer los alcances de los acuerdos y tratados internacionales suscritos por la república. “Tanta ignorancia indigna, más aún si proviene de los que deberían hacer la máxima interpretación del Texto Fundamental, que en vez de interpretarlo, lo reinventan y adaptan a sus intereses políticos y partidistas”, concluyó.

@soficarol21