Reporte 33
“Sentencias 157 y 158 reconocen públicamente responsabilidad penal de 7 magistrados”
Reporte 33

Sofía Torres

El doctor Román Duque Corredor explicó que las sentencias 157 y 158 evidencian la sujeción del Poder Judicial al Poder Ejecutivo, así como una violación a la Constitución y a las leyes , pues a los jueces les está prohibido revocar, reformar sus sentencias , después que las han pronunciado.

Durante el pronunciamiento jurídico de la Asamblea Nacional ante las últimas sentencias de la Sala Constitucional del TSJ, Corredor Duque indicó que estas decisiones “resumen un cuadro de hostilidad permanente, pública, sostenida, planificada y sistemática para impedir el ejercicio de un órgano legitimo como el Parlamento y eso es un delito sancionado en el código penal”.  Acota que también desconocen valores republicanos, algo también penado.

El abogado dijo que las sentencias 155 y 156 conforman un instrumento más de un golpe continuado para cercar a la AN, por tanto,  las sentencia 157, en las que se elimina el párrafo que contemplaba la eliminación de la inmunidad parlamentaria y la 158, en la que se suprime el párrafo que investía al Presidente con todas las facultades legislativas, lejos de rectificar, agravan ese golpe de Estado continuo y permanente.

“Es importante señalarle a la comunidad internacional que los magistrados de la Sala Constitucional pusieron en peligro su credibilidad, imparcialidad, comprometieron la dignidad de su cargo y reflejan un claro abuso y exceso de autoridad. Que se admita públicamente la corrección de errores de una sentencia suprimiendo y eliminando párrafos implica un grave error de derecho o por lo menos un fraude, de manera que si no renuncian,  la Fiscal General de la República tiene la obligación, como miembro del Consejo Moral Republicano, de solicitar la calificación de la falta como causales de remoción, porque así lo dispone la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, la Ley Orgánica del TSJ y la Constitución”, precisó el especialista.

Corredor Duque enfatizó en que las sentencias 157 y 158 constituyen el mejor reconocimiento público  de la responsabilidad penal de todos y cada uno de los 7 magistrados de la sala constitucional, a quienes exigió la renuncia por un deber de conciencia.

Sostuvo que de acuerdo con las normas que determinan la legitimidad de los actos y sentencias el hecho de que hubieren corregido decisiones inmodificables implica una falta grave de legitimidad en el ejercicio de su cargo, ” faltaron  a la ética judicial , conforme lo establece el Código de Ética del Juez  Venezolano y la Jueza Venezolana”.

En el pronunciamiento jurídico también intervino el doctor Eugenio Hernández Bretón, quien advirtió que  las sentencias 155 y 156 se decidieron en 5 días, mientras que la sentencia de los diputados de Amazonas lleva año y medio sin decidirse.

Por su parte, el abogado Juan Rafalli, que participó en el acto, manifestó que  deben ser revertidas todas las sentencias contra la Asamblea Nacional si realmente se busca rectificar, al tiempo que recalcó que las decisiones de la Sala Constitucional no son revisables, las aclaratorias de forma sólo se hacen a solicitud de parte.

@soficarol21