Reporte 33
¿Son realmente viables las sanciones de EEUU contra el petróleo venezolano?
Reporte 33

Dossier 33

El ejecutivo de Caracas Capital Markets y una de las voces más escuchadas en Washington, Russ Dallen, declaró que el mundo está asistiendo a la muerte de la democracia en Venezuela, al referirse a la Asamblea Constituyente que pretende imponer Maduro, porque la gente no la votó y “va más allá de la Constitución”. Recalcó que el régimen quiere continuar en el poder, a través de la suspensión de garantías y de Derechos Humanos, y Estados Unidos no puede ayudar  a una dictadura en América Latina.

Al ser consultado acerca de sí es posible aplicar las sanciones al petróleo venezolano,Dallen emitió un contundente sí, al tiempo que comentó que todas las opciones están sobre la mesa y con anterioridad había propuesto eso en el Comando Sur y hace tres meses ante el Congreso estadounidense y no hubo una gran recepción, ya que -explicó- nadie quiere ser el político que suba los costos de la gasolina.

El ejecutivo sostuvo que el tema de la gasolina es uno de los aspectos intocables en la política de los Estados Unidos, pero la Casa Blanca encontró una manera de abordarlo, quiere liberar petróleo de su reserva estratégica, de 668 millones de barriles, “Venezuela envía un promedio de 700 mil barriles por día”. Agregó que Trump ya estaba contemplando desde el año fiscal 2018, bajo un plan del Departamento de Energía, empezar a vender 270 millones de barriles, y que razonablemente lo empezará a hacer ahora en 2017 debido a que no quiere sacudir el mercado y así reducirá el déficit presupuestario de su país.

En cuanto a la repercusión de las sanciones en el agravamiento de la crisis humanitaria que vive Venezuela, Dallen indicó que “sí y no” puede afectar, “es una arma de doble filo”. Recordó que el senador Marco Rubio, quien ha tenido un liderazgo en el tratamiento del problema en la nación suramericana, le hizo esa mismo planteamiento al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en el Senado de los Estados Unidos y ante el Comité de Relaciones Exteriores. Destacó que Almagro básicamente dijo que el dinero por la venta de petróleo no va a la gente pobre y lo están usando para robar y para los servicios de la deuda.

“Estoy de acuerdo en que hay que hacer unas consideraciones humanitarias, pero como parte del plan, Estado Unidos tiene un depósito en Miami para ser usado, pensamos poner algunas estaciones en la frontera colombiana y así algunos refugiados que llegan podrán ir al médico y recibir ayuda alimentaria”, precisó el ejecutivo.

 

Dallen alegó que definitivamente no es buena situación, pues Venezuela es el tercer mayor proveedor de petróleo de Estados Unidos, pero con solo 700 mil barriles por día. “Estado Unidos puede cubrir eso, la intención adicional es vender de todos modos 270 millones de barriles de la reserva estratégica, incluso con un reemplazo total, 700 mil barriles por 365, son 255 millones de barriles”, puntualizó.

Dallen manifestó que espera que este escenario lleve a una reflexión. “Las sanciones son mejores cuando no son aplicadas, podemos esperanzarnos en que haya un final feliz”, concluyó.