Reporte 33
Stalin González: Hemos cometido errores de comunicación
Reporte 33

El diputado señala que no sabe que pasará el año que viene. “Pero sí confío en que tenemos que seguir luchando, organizados, juntos y unidos por el cambio de Venezuela” Poniéndole foco a las negociaciones, que en vez de 10 días pueden durar 8 meses, ¿cómo ves el tema?
-Ninguna negociación es fácil y hacer política en este país no es nada fácil, como lo dijo el nuncio enviado del Papa. Es un proceso que debe tener soluciones y resultados a corto, mediano y largo plazo. En la mesa tendrán que ver qué logros pueden darse en un corto plazo para que la gente pueda creer y tener confianza en ese diálogo.

¿El diálogo es un instrumento apaciguador?
-El chavismo nos acostumbró a una forma de anti política en la que no se habla ni se negocia y el que lo haga es un “traidor”, pero hoy el chavismo empieza a descubrir la política, van a la Asamblea a debatir y ahora son minoría. Debemos tener objetivos claros y si el chavismo cree que con el diálogo van a intentar apaciguar esto para llegar al 2019, creo que no tiene mucho sentido.

Hay voceros y analistas que han dicho que diálogo sin presión callejera equivale a capitular.
-Estoy totalmente de acuerdo. La única herramienta que tiene la oposición en esa mesa es la gente, 80% de los venezolanos quieren el cambio político en Venezuela.

Se dice que la MUD busca acordar que la Asamblea pueda nombrar los dos rectores del CNE, que les regresen los diputados de Amazonas y darle un respiro al Poder Legislativo. ¿Es posible hacer esos acuerdos?
-Tiene que haberlo. Mira lo que dijo Maduro, que “lo importante del diálogo es lo económico y lo demás está por debajo”. Ahora, ¿qué tiene que ofrecer la oposición en el tema económico? Nosotros no tenemos el control de la política económica, lo que sí puede hacer al controlar la Asamblea es hacer las reformas que haya que hacer, como discutir el presupuesto y hacer las reformas económicas necesarias.

¿Ves viable una propuesta del acto de elecciones?
-No sé si el Gobierno lo acepté, pero lo que sí está en la Constitución es el referendo revocatorio, y ellos a través de una vía judicial con tribunales penales intentan cercenarle ese derecho a los venezolanos, y esa es parte de la lucha que tenemos que tener.

¿La oposición ha sido ingenua al dialogar?
-Yo creo que sí hemos cometido errores pero hay que darle una oportunidad al diálogo. Hemos cometido errores de comunicación, de no decir claramente cuáles son los objetivos, que es lograr un cambio político. Se han ido arreglando esas cosas en el camino.

¿Podría el país esperar? Tendría que haber algo a corto plazo, no es “Vamos a sentar las condiciones para dialogar”, llegar a diciembre y perder lo que tenía planteado Venezuela en septiembre.
-El Gobierno intenta ganar tiempo pero el país necesita soluciones rápidamente. El Gobierno debe aceptar y entender que la oposición ganó la Asamblea Nacional y a partir de allí trabajar en el marco de reformas para arreglar el tema económico, pero debe entender que cometió errores, el control cambiario, el dogma. La crisis es parte de ese modelo. De un país que no produce ni tiene instituciones.

¿Cómo te imaginas el primer semestre del año que viene? Alguna costa electoral tendrá que aparecer.
Hay cosas que yo no entiendo del chavismo. Un Gobierno que no garantiza la seguridad, la economía, las medicinas, ni siquiera los servicios públicos. ¿Para qué quieren seguir gobernando? Ahora, qué va a pasar el año que viene, no sé. Pero sí confío en nosotros los venezolanos. En que tenemos que seguir luchando, organizados, juntos y unidos por el cambio de Venezuela.

¿Tienes alguna fe personal en esas negociaciones?
-Yo creo que parte de los errores que hemos tenido en este país, es que por un lado tenemos una clase política del chavismo que viene del mundo militar, que no conoce qué es la política, que no conoce que es la relación de hablar y discutir y por otro lado la oposición también tiene orígenes de personas que no vienen de la tradición partidista.

Hay mucha renuncia y desconocimiento de la negociación.
-Yo estoy de acuerdo con esa parte del chavismo que dice que tenemos que reconocernos, pero también tienen que reconocer que no son el gobierno de hace 10 años. Que son el 15 o el 20% del país. Yo creo que los chavistas saben esto pero están aferrados al poder.

¿Crees que los chavistas tienen claro eso o se niegan aceptarlo?
-Lo que mantiene hoy al Gobierno es el control de las instituciones, el control del TSJ, del CNE. Uno discute con ellos y reconocen muchas cosas, pero los enferma el poder. Toda decisión que el Gobierno toma es para ver cómo se quedan en el poder, no es por el bien de los venezolanos.

¿Tú crees que en esta mesa de diálogo podría terminar pactadas las elecciones de gobernadores?
-La elección de gobernadores más que pactada en el diálogo tiene que ser convocada.

-¿Tú sigues en Un Nuevo Tiempo?
Sigo en UNT, creo en la democracia social pero también creo en la autocrítica. Creo que UNT tiene que revisar las cosas que está haciendo. Tengo observaciones y las hice a lo interno del partido, no creo en esos debates por los medios y en lo interno hay una discusión, pero tampoco creo en el desgaste de la lucha interna porque hay cosas que resolver. Los mecanismos de cómo se deciden las cosas tienen que resolverse, porque no pareciera que todo se decide en la Dirección Nacional.

¿La ida de Gerardo Blyde provocó reacciones en UNT?
-Sí, evidentemente. Además que Gerardo y Liliana (Hernández) son mis compañeros en esto. Son cosas distintas para cada uno. No es que yo esté contento con lo que pasó. Pero también yo lo asumo distinto porque ahí uno tiene un equipo dentro del partido. Yo soy diputado por Caracas, además tenemos otros diputados suplentes y hay que discutirlo con ellos. Uno no puede tomar decisiones así, pero se lo hemos dicho a la dirección del partido que tenemos que mejorar la comunicación interna, la toma de decisiones.

¿Consignaste tu inconformidad con la decisión de UNT?
-Sí, totalmente.

Alonso Moleiro/Tal Cual