Reporte 33
¿Transición negociada?
Reporte 33

Dossier 33

En este momento a Venezuela solo le quedan tres caminos: la consolidación del autoritarismo,  una ruptura o una transición negociada. Así lo sostuvo el politólogo John Magdaleno, quien afirmó que la última opción es la que tiene menores costos, pero debe haber acuerdo entre ambas partes.

En el programa de radio En sintonía, el analista dijo estar de  acuerdo con que  se procuren las  negociaciones entre los factores de poder, sin embargo, destacó que antes deben establecerse conversaciones entre la oposición y sectores del chavismo, que han manifestado sus reservas con la cúpula gobernante, y así lograr un mínimo de confianza.

Magdaleno señaló que  no ve al gobierno dispuesto a avanzar, a ceder, e insistió en que  para que pueda prosperar una ulterior negociación hay que reunir al chavismo descontento. Apuntó que si hay madurez política y se contempla la coexistencia en el futuro probablemente se llegue a  acuerdos básicos, para poder construir una coalición más robusta y amplia.

El politólogo afirmo que el juego está trancado, que el diálogo hay que intentarlo una y otra vez, y hay que armarse de paciencia,  pero advirtió que para que esto desemboque en acuerdos con garantías de cumplimiento para ambas partes,  hay que empezar por la base. “El único remedio que queda es que se fortalezca la demanda de cambio político incluyendo a otros que no pertenecen a la oposición y eso puede ejercer presión de cara a unas negociaciones un poco más serias”, precisó.

Magdaleno considera que la oposición tiene que ofrecer alguna salida a la crisis y tomar alguna resolución respecto del límite , del alcance y la duración de las protestas, porque prolongarlas unos meses más, además de generar desgaste acarrea unos costos, y el gobierno parece que quiere eso, el desgaste de su adversario, que ya tendría, según el analista,  que exhibir algunos avances concretos, como por ejemplo, la conquista de una consulta electoral en breve plazo.

Otros especialistas también han coincidido en que lo más favorable es pensar en la coexistencia, se orientan a la construcción de puentes, a la búsqueda de consensos con sectores del chavismo para la sosteniblidad de un nuevo gobierno.

El politólogo Doriam González asegura que no se trata nada más de conquistar el poder, su ejercicio debe tener sostenibilidad, y en ese sentido, evoca el proceso encabezado por Mandela , “de quien todos hablan, pero no se dice que de Klerk, un presidente del apartheid y uno de los que encarceló al mismo Mandela por 35 años, fue vicepresidente del gobierno de transición”.