Reporte 33
“Una constituyente que reconoce un sesgo sectorial y territorial, es fascista”
Reporte 33

Sofía Torres @soficarol21 – Dossier 33

La mañana de este martes se realizó el Foro Asamblea Nacional Constituyente, una iniciativa promovida por el Centro de Estudiantes de Estudios Políticos y Administrativos de la UCV, que busca multiplicar los espacios para el entendimiento, reconocimiento y debate.

El diputado del Gran Polo Patriótico Eustoquio Contreras, y los abogados Julio César Fernández y  Nelsón Chitty La Roche, abordaron el tema desde distintas perspectivas, pero todos coincidieron en el carácter inconstitucional de la propuesta del presidente Maduro.

Un proceso constituyente es algo serio y elevado para un debate político, por tanto debe ser tratado con sensatez. Así lo sostuvo Eustoquio Contreras, quien dijo no acompañar un acto menos democrático como el que tuvo lugar en el 99.

El parlamentario aseguró que se convoca una constituyente  para alcanzar la paz y ha ocurrido todo lo contrario, además – argumentó-  en estos momentos es contraproducente: la comunidad internacional se ha unido para fijar una firma posición frente al gobierno, a su vez,  las “fuerzas contrarrevolucionarias” se han cohesionado y entre “los bolivarianos” se han provocado grietas.

Entre otras cosas, Contreras alegó que si el proceso constituyente se desarrollara como un proceso democrático y transparente, el régimen pondría en peligro no solo la correlación de fuerzas sino el poder en sí mismo. Indicó que el Presidente debería posponer el decreto 2.830 y llamar a elecciones regionales para abrir paso a un necesario diálogo.

El abogado y profesor Julio César Fernández expresó que detrás de toda norma, establecida en la Carta Magna, que se crea con un propósito, hay una idea política, un sentir, y no pueden existir interpretaciones aisladas del contexto constitucional.

Para Fernández el contexto de la propuesta, que usurpa la voluntad popular, comienza en diciembre de 2015 cuando se modificó la correlación de fuerzas en el Parlamento. Apuntó que efectivamente el Presidente puede tener la iniciativa de iniciar un proceso, sin embargo, es el pueblo el que decide si quiere o no la Asamblea Nacional Constituyente y sus bases comiciales.

El también abogado y profesor Nelson Chitty La Roche destacó que una constituyente que reconoce un sesgo sectorial y territorial trae una Constitución fascista, al tiempo que advirtió que  la proposición actual es un fraude.

Evocó que  la propuesta de reforma constitucional del artículo 136, que fue rechazada en 2007, año en que hubo una importante actuación del movimiento estudiantil, devela que hay “una mano negra” detrás de todo esto.