Salud
La hepatitis se evita con buena higiene
Salud
Miriam Blanco-. La hepatitis es una inflamación del hígado que, de no ser atendida de manera adecuada y oportuna, puede evolucionar y convertirse en fibrosis, cirrosis o, peor aún, en cáncer.
El médico internista Pedro Contreras señala que los tipos más conocidos de esta enfermedad son los A, B y C. 
La A es infecciosa; se transmite al consumir agua o alimentos contaminados por heces fecales que contengan el virus y, a su vez, de persona a persona, a través de la saliva.
La hepatitis B, también conocida como sérica, se contagia a través de fluidos corporales infectados, tales como sangre, semen, secreción vaginal, saliva y orina.
La C se transmite principalmente por contacto directo con la sangre. Es recomendable tener precaución con el uso de agujas, en casos de hemodiálisis, tatuajes y piercings.
Entre los síntomas, destaca Contreras, hay malestar general, cansancio, poca capacidad de concentración, malestar estomacal, falta de apetito, náuseas, vómitos y diarrea; así como piel, mucosa y ojos de color amarillo; fiebre, dolor muscular, articular y de cabeza.
Como prevención general, recomienda vacunarse, cuidar la higiene en objetos personales y sanitarios; consumir alimentos preparados de manera adecuada, beber agua potable y usar preservativos al mantener relaciones sexuales.
Contreras fue enfático al señalar que los pacientes no deben, bajo ningún concepto, automedicarse, ni ingerir “guarapitos”, sin antes consultarlo con el médico tratante.
Resaltó el internista que los suplementos vitamínicos y plantas medicinales pueden resultar hepatotóxicos y nocivos para la salud general.
Recomendó reposo, una dieta baja en grasas y evitar el consumo de alcohol.

FUENTE: MARIAM BLANCO – ULTIMAS NOTICIAS