Salud
Obesidad infantil: no se trata de estética, sino de salud
Salud

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que se gastan. El equilibrio entre la ingesta de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona.

Entre los factores que pudieran inclinar el desequilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas, sal y azúcares pero pobres en vitaminas, minerales y la falta de actividad física como resultado de un estilo de vida cada vez más sedentario.

Tener sobrepeso u obesidad, aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas degenerativas a lo largo de la vida. Como la diabetes tipo 2, y el colesterol alto, enfermedades que en el pasado las padecían por lo general los adultos.

Así como dificultad respiratoria, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presencia de marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

El sobrepeso en los niños los hace más propensos a tener baja autoestima y deprimirse debido a las burlas, el acoso y el rechazo de que son objeto en todo su entorno.

También se asocia con una mayor probabilidad de muerte prematura y discapacidad en la edad adulta

Los niños que no están contentos con su peso tienen más probabilidades de desarrollar hábitos alimentarios poco saludables y de padecer trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia nerviosa y la bulimia.

El sobrepeso u obesidad repercute negativamente sobre su estado de salud tanto en el momento actual como de cara al futuro.

 

Con Información de: Atusaludenlinea