Salud
Reduce el estrés en solo 15 minutos
Salud

Todo el mundo se siente abrumado y estresado a veces. Tal vez tienes una situación familiar que necesita más tiempo y atención. Quizá un determinado compañero de trabajo logró sacarte el último pedazo de paciencia que te quedaba. Estás enfermo o alguien que quieres está enfermo.

Entonces, ¿qué se puede hacer cuando te sientes molesto, abrumado y estresado por cosas sobre las que tienes poco control? Si agregas un manejo del estrés preventivo en tu vida diaria podrás controlar más fácilmente la forma en que manejas tu reacción ante las situaciones de estrés que surgen.

Hay muchas cosas que puedes hacer para prepararte para cuando te enfrentes a estas situaciones y manejarlas con gracia, calma interior y compasión, reseñó Webonomía.

Sigue estos sencillos pasos para invitar a la paz y la armonía en tu vida:

Ejercicio. Una forma de evitar el estrés y la ansiedad es empezar a moverse. Puedes inscribirte en un gimnasio, hacer ejercicio en tu dormitorio o en el garaje, o simplemente dar un paseo. Es una gran manera de conseguir endorfinas y sentirte más feliz. También puedes intentar hacer ejercicio junto a tu familia. Uno de los beneficios de hacer ejercicio juntos es que todos se sentirán más tranquilos después.

Sonríe. Sonreír y reír es una de las mejores maneras de aliviar al instante tu estado de ánimo. Una buena broma con un amigo, una buena película con tu pareja o simplemente sonreírle al brillo el sol.

Escucha música. Trata de hacer algo mentalmente calmante para mantener el estrés a raya. La música es una de las mejores maneras para relajarse y desestresarse, además es popular entre la gente de todas las edades, niveles de ingresos y otros factores. Elige la música que te gusta, Sin embargo, por lo general es más eficaz cuando se elige algo tranquilo. Escucha música que te haga sentir descansado y tranquilo. Prueba varios estilos musicales diferentes – sabrás cuando estés escuchando algo que funcione para ti. Y una vez que la encuentres, la puedes escuchar cada vez que necesites un período de calma.

Leer. La lectura es también una buena manera de eliminar el estrés. Elije un libro alegre que sea cómico, romántico, o que te haga sentir bien. También, puedes leer un libro religioso o espiritual, si es que te interesa. Cualquier libro que de un mensaje bueno y positivo sobre el mundo o las personas te puede ayudar a sentirte mejor y a estar más relajado.

Visualización. Imagina una escena idílica y pacífica, como un prado o una playa, y utiliza todos tus sentidos. ¿Hueles el jazmín en el aire? ¿Puedes oír el canto de los pájaros y sentir la brisa en la piel? tu cuerpo no puede decir la diferencia entre un pensamiento y un hecho real, así que lleva tu escena pacífica a la mente la próxima vez que te sientes ansioso.

Agradece. Cuando estás estresado, trata de contar tus bendiciones. Escríbelos en un diario de gratitud. Siempre hay algo por lo que estar agradecido… a veces es tan simple como poder levantarse. Piensa en todas las cosas que son buenas en tu vida. Cuando te centras en la gratitud, también verás más lo bueno en tu vida. Cuando piensas en negativo, es más fácil sentirse enojado y estresado. El pensamiento positivo, por el contrario, ayuda a diluir tu ira y trae más cosas buenas que se sienten bien!

Respira. Si estás atrapado en las fuertes emociones que vienen con el estrés, toma un momento para respirar lenta y profundamente. Esta acción tiene múltiples beneficios. Cuando respiras profundamente, envías más oxígeno a tu cerebro para mayor claridad de pensamiento y relajas los músculos. También te da un espacio para dar un paso atrás mental y mirar el cuadro completo.

Al darte tiempo primero para pensar, serás mucho menos propenso a atacar, ya sea verbal o físicamente a alguien producto de tu estrés. Puedes abordar el tema más tranquilo, utilizando las herramientas que aquí te sugerimos para ayudarle a mantener una actitud positiva, y puedas conseguir manejar el estrés y disfrutar de una mayor felicidad en tu vida.

ULTIMAS NOTICIAS