Salud
Síntomas y prevención de la artrosis
Salud

La artrosis, conocida igualmente como osteoartritis, es un problema que afecta a las articulaciones y que se produce por el uso de los cartílagos presentes en la extremidad de los huesos. Esta patología es muy frecuente en personas de la tercera edad.

Los factores que causan esta enfermedad son muchos, y entre ellos se encuentra simplemente la edad: en efecto, una persona con más de 45 años tiene más posibilidades de sufrir artrosis. El sexo también puede influir, porque si bien es una enfermedad que afecta a los hombres como a las mujeres, estas últimas tienen tendencia a sufrirla desde más jóvenes. Sin embargo, el factor que más influye en la aparición de este problema es el sobrepeso, porque multiplica por cuatro los riesgos de sufrir un desgaste precoz de las articulaciones.

La artrosis provoca una inflamación, dolor y una pérdida de movilidad de las articulaciones afectadas. Consiste sencillamente en el desgaste del cartílago que se encuentra en la unión entre los huesos, que deben proteger al cuerpo de las fricciones entre estos dos elementos. Pero, cuando el cartílago desaparece, el hueso viene a tomar su sitio y el paciente siente fuertes dolores cuando intenta mover estas articulaciones. A largo plazo, esa enfermedad puede causar deformaciones en las zonas afectadas.

La artrosis puede aparecer en cualquier articulación del cuerpo, pero lo más frecuente es que se vea en la espalda, el cuello y los hombros, así como en las rodillas y las manos. Hoy queremos explicarte cómo prevenir la artrosis para poder tener una mejor calidad de vida, ¿estás preparada para seguir nuestros consejos?

Los síntomas de la artrosis

La artrosis es una patología que se manifiesta progresivamente. El primer síntoma puede ser la aparición de dolores en las articulaciones después de la realización de una actividad física que requiere mucho esfuerzo.

La artrosis de las manos puede aparecer después de los 50 años, y normalmente se debe a un tipo de artrosis genética, heredada de ciertos miembros de la familia, pero cuya aparición es aleatoria.

En un primer momento, el dolor se manifiesta en las articulaciones después de cada movimiento. Sin embargo, se puede aliviar con reposo. En un segundo momento, el dolor aparece durante el esfuerzo directamente, y no desaparece más que tras un período de inactividad. Las fases de dolores serán más largas.

Otro síntoma de esta enfermedad se identifica a través de la rigidez de las articulaciones, que impide la movilidad normal de los huesos y que es extremadamente dolorosa.

Se trata de una patología que puede ser prevenida a través de buenos hábitos alimenticios, eliminando totalmente la inactividad. También es indispensable evitar el sobrepeso y reducir las actividades que requieren esfuerzos físicos consecuentes, como levantar objetos pesados.

Las personas que sufren artrosis deben evitar realizar el movimiento que provoca estos dolores, y utilizar las articulaciones que no están afectadas por la enfermedad. Sin embargo, se aconseja realizar frecuentemente pequeños movimientos, en periodos muy cortos, sin exceso de duración o de intensidad, puesto que esto podría ser perjudicial. Unas muletas pueden ser utilizadas por estas personas para evitar añadir demasiada presión sobre las articulaciones afectadas.

Finalmente, se recomienda usar frío y calor en la zona afectada, con el fin de aliviar el dolor y permitir la movilidad de la articulación.

Estos son los síntomas y la prevención de la artritis; así que ya sabes qué hacer en tu vida para evitar, al menos lo máximo posible, el dolor en tu vida. ¿A qué estás esperando?

 

Con Información de: IMujer