Sex33
10 razones para tener sexo sin remordimiento
Sex33

El sexo sin compromiso es una etapa en la de y donde se busca satisfacer necesidades básicas del ser humano sin tener que pasar tiempo en “trámites” de cortejo

¿Quién dijo que para tener sexo hace falta amor? Las relaciones sexuales ya no son exclusivas para personas casadas o con parejas estables.
Las relaciones sexuales sin complicaciones son una excelente opción para obtener lo mejor de las relaciones sentimentales, pues nos quedamos con el placer, la y el lado lúdico, explica mizitacuaro.com. Además, este tipo de relación no tiene que ser con una sola persona ni en un mismo lugar; de hecho, las parejas ocasionales -aquellas que conoces una noche- suelen ser perfectas para llegar a la satisfacción.

Lo verdaderamente difícil llega cuando esa pareja ocasional se vuelve más frecuente y una de las dos personas no puede separar los sentimientos de la relación sexual; es decir, todo se viene abajo cuando alguno de los dos se empieza a enamorar.

Cuando no se establece un compromiso y una de las dos personas se involucra sentimentalmente, empieza el sufrimiento y posiblemente las discusiones. La relación de diversión se puede llegar a convertir en un tormento. Así que es necesario, para quien busque sexo, mantenerse firme en esa postura, conociendo siempre bien lo que quieres.

1. Sexo espontáneo

Una noche de pasión con alguien que acabas de conocer puede resultar muy excitante, pero eso sí, no hay que olvidar las precauciones y cuidados sexuales necesarios, como el uso del condón. La noche puede ser inolvidable, pero luego de terminar, nada de intercambio de teléfonos ni nada, pues el chiste es lo desconocido…

2. Sexo premeditado

¿Te sientes solo? Por qué no quedar con alguien que conoces para una larga noche de pasión… O tal vez sólo un “rapidín”; el chiste es descargar la tensión y pasar un buen rato. Lo interesante aquí es que la cita puede ser con alguien que apenas conoces.

3. Sexo re-loaded

¿Te acuerdas de todo lo que te hacía sentir “x”? ¿Rico? ¿Por qué no repetirlo? Muchas veces la vida sigue trayendo a esas personas que creías olvidadas, hay que aprovechar.

4. Sexo solidario

Por buena onda: Le puedes dar una oportunidad a esa persona que no llama tanto tu atención; te podrías llevar una sorpresa.

5. Sexo “nostálgico”

¿Seguro que ya no sientes nada? Llamar a una ex pareja para tener relaciones sexuales, puede ser un arma de doble filo; por una parte, ya se conocen y el sexo puede ser mucho más divertido, aunque si alguno de los dos todavía tiene sentimientos por el otro puede ser el inicio de una complicada “relación” sexual.

6. Sexo “de amigos”

Siempre es bueno tener una persona a la que le puedes llamar de vez en cuando para cumplir tus deseos carnales. Aquí el riesgo es que la persona no esté disponible cada que te dan ganas…

7. Sexo de odio

Hay que estar abiertos a todo, ¿qué tal que esa persona que “te saca de tus casillas” es el o la mejor compañera sexual que pudieras haber imaginado? Acuérdate que en la primaria decía que “si te molesta, es porque quiere contigo”. Es algo parecido, ¿no?

8. El caldo de pollo

Tuviste un día horrible en la oficina, se murió tu perrito o acabas de romper con el amor de tu vida y necesitas calor humano para reconfortarte. Tal vez tengas que pedirle a alguien que te haga el favor.

9. El temporal

Tal y como su nombre lo indica, es el tipo de sexo que muchos tienen mientras aparece una pareja permanente en su vida. El bar de los happy hour o el club literario pueden ser considerados como “agencias de empleo temporal”.

10. La menta

Este tipo de sexo sin ataduras es el que una persona tiene para quitarse el mal sabor que le dejó en la boca un ex (por favor, no sean malpensadas: no estamos hablando literalmente). También se le conoce como el sexo sorbet, por su similitud con el sorbet que te dan en las cenas formales para limpiar el paladar entre un platillo y otro.

Fuente: De 10