Sex33
Ajo, inesperado aliado del éxito sexual del hombre
Sex33

Un estudio sugiere que comer ajo emana un olor más “agradable, atractivo y masculino” para las mujeres.

¿Cuántos hombres han evitado comer ajo antes de una cita romántica? ¿Quién hubiera adivinado que en realidad estaban atentando contra sí mismos? Sin dudas se trata de una nueva evidencia de la suma importancia de la información. De contar con ella. De aprender de ella. Porque, en general, los hombres han evitado (y los siguen haciendo) disfrutar libremente del ajo antes de una cita. Pero parece que lo que hay que hacer es justamente lo contrario: comer mucho ajo antes de una cita.

A esa sorpresiva y curiosa conclusión han llegado científicos de las universidades de Stirling, en Escocia y de Charles, en República Checa, luego de realizar una investigación que fue publicada en la revista Appetite.

“Según hemos concluido, los hombres que comen ajo son percibidos por las mujeres como más atractivos”, sentencia el trabajo.

Para llegar a este resultado, los investigadores analizaron a 42 hombres que se dividieron en tres grupos: uno comió el ajo crudo; otro lo tomó en cápsulas; y el último no lo ingirió. Al mismo tiempo, reclutaron a 82 mujeres para que dieran su opinión sobre su olor, simpatía, atractivo y masculinidad. ¿Cómo? Sometiendo al juicio del olfato las toallas con las que los varones habían secado previamente su sudor.

Los científicos descubrieron así que el sudor de los hombres que habían comido ajo crudo emanaba un olor más “agradable, atractivo y masculino” para las mujeres.

Los hombres que habían comido el equivalente a cuatro dientes de ajo crudo (aproximadamente 12 gramos de ajo) fueron percibidos como mucho más atractivos que los que no habían comido ajo. Al intercambiar los grupos, aquellos que antes no hubieron comido ajo y posteriormente sí, fueron percibidos de nuevo como más interesantes y atractivos, circunstancia que no ocurrió cuando no habían comido ajo. Este curioso efecto del ajo sobre el atractivo también se repitió con las cápsulas de ajo.

Los hombres deben comer una buena cantidad de ajo para llegar a estas conclusiones –unos 12 gramos o cuatro dientes de ajo

Desde una perspectiva evolutiva, la formación de las preferencias de los olores corporales asociados a la dieta fue posiblemente el medio de la selección sexual. Investigaciones anteriores también han revelado que muchas especies animales utilizan señales asociadas a la dieta para seleccionar compañeros en buen estado físico.

Los científicos descubrieron que el sudor de los hombres que comen ajo crudo emana un olor más “agradable, atractivo y masculino” para las mujeres.

“Sabíamos que el aliento desempeña un papel fundamental en las relaciones interpersonales. Obviamente el ajo influye en el aliento por su alto contenido de gases sulfurados, pero parecía no tener un efecto en el olor corporal. Ahora hemos descubierto que el olor que se desprende de nuestras axilas tras comer ajo también tiene un efecto en las relaciones íntimas, pero positivo. Los hombres deben comer una buena cantidad de ajo para llegar a estas conclusiones –unos 12 gramos o cuatro dientes de ajo”, le explicó a la revista, Craig Roberts, líder del estudio.

Los investigadores sugieren que le percepción positiva que tienen las mujeres sobre este olor puede deberse a que sugiere buena salud. “O bien, simplemente a que la acción antibacteriana del ajo hace que las axilas desprendan un olor más dulce mediante la reducción de la densidad de los microbios que causan los olores desagradables”, añade Roberts.

Las propiedades y beneficios del ajo

Las propiedades del ajo se han estudiado mucho. Se habla de su efecto antibiótico, antiviral y antibacteriano. “Algunos estudios sugieren que el ajo puede prevenir los infartos y que también puede disminuir la presión sanguínea, entre un 5% y un 8%. A pesar de que muchas de estas investigaciones usan el kwai (polvo de bulbo de ajo), una de las últimas, realizada con ajo crudo, concluyó que las personas que comían unos 900 miligramos de este alimento diariamente [uno o dos dientes de ajo], se protegían de los infartos y las embolias”, explican desde el Medicine Center de la Universidad de Maryland, de Estados Unidos.

El ajo también fortalece el sistema inmunitario. “Estudios de poblaciones que analizan a diferentes grupos de personas a lo largo del tiempo sugieren que la gente que come ajo de forma regular, ya sea cocinado o crudo, tiene una menor predisposición a padecer cáncer de estómago, colón y esófago”, añadieron los expertos Centro Médico.

“Este alimento es necesario en nuestra vida cotidiana desde la antigüedad hasta nuestros días. Contiene compuestos activos que tienen un efecto en casi todas las partes del cuerpo humano. Es un excelente tónico. Aunque en alguna época llegó a estar prohibido por su olor desagradable, no puede volver a ocurrir, debemos tomarlo tanto como podamos, ya que es fundamental para la salud humana”, concluyen los expertos.

clarin.com