Sex33
Mitos y verdades sobre la sexualidad en la tercera edad
Sex33

Aunque las enfermedades hacen su aparición durante la tercera edad y el rendimiento sexual pueda verse afectado, si la pasión se mantiene y se cuida al organismo, puede seguir disfrutando de la sexualidad
Quizá uno de los mitos más grandes que existen con respecto a la tercera edad es que quienes llegan a ella son personas completamente diferentes a lo que una vez fueron.

“Cuando llegué a los 60 años me sorprendí. Me sentía muy bien. El mismo de siempre. Claro, mis hábitos habían cambiado y también mi rendimiento sexual, pero mi deseo no había disminuido para nada. Recuerdo pensar que cuando tenía 35 creía que llegar a esta etapa de la vida era lo más terrible que podía suceder, un cambio total”, comenta Carlos, un empresario alegre y lleno de vida.

La entrada en la tercera edad no es el fin del mundo. Al contrario, puede ser una gran época si se mantienen las ganas y si se cuida al organismo.

Puede que las enfermedades hagan su aparición, pero manteniendo elevado el ánimo y siguiendo juiciosamente las recomenfaciones, es posible llevar una sexualidad sana.

Mitos y verdades

La sexóloga Mariam Ponte señala que existen varios mitos sobre la sexualidad en la tercera edad y es importante dejarlos atrás. También la sexóloga Pilar Venegas y otros expertos señalan que hay varios factores que sí se presentan en esta etapa de la vida que son importante tenerlos en cuenta.

* Mito: no hay sexualidad en la tercera edad.

Realidad: aunque el nivel de hormonas disminuye, la pasión dependerá de la salud mental y emocional en esa etapa de la vida. “Los adultos mayores aman con más serenidad, menos impulsividad, con más calma, pero con igual pasión”, explica la gerontóloga Camila Valdivieso. La Organización Mundial de la Salud indicó que mantener una actividad sexual ayuda a mejorar la calidad de vida en ambos géneros y considera la disfunción eréctil como una enfermedad grave que altera la calidad de vida. La sexóloga Pilar Venegas señala que en la tercera edad la sexualidad dependerá del estado emocional y la forma en que haya tratado su físico durante su juventud. “El equilibrio entre estos dos temas garantizarán que la sexualidad sea sana en esta época”, comenta la experta.

* Mito: el sexo no importa a las personas maduras. La sexóloga Mariam Ponte señala que se cree que los adultos mayores “están más preocupados por los achaques físicos”, que por el sexo.

Realidad: no desaparece, pero depende de otros factores. La sexóloga Pilar Venegas señala que el deseo sexual no disminuye, pero influirán en él la forma como se manejen las situaciones que marcan la entrada de una persona en la tercera edad. “La menopausia, la andropausia – Desaparición progresiva de la actividad de las glándulas sexuales del hombre- y el estrés asociado a la inestabilidad sobre la economía o la propia salud, influyen en la preponderancia del deseo sexual”, indica la sexóloga y agrega que de los 30 en adelante los factores que inciden en tener relaciones sexuales se amplían.

* Mito: “es fácil que sufran un infarto si practican sexo y los varones maduros ya no pueden intentarlo por la falta de erección”, señala la sexóloga Mariam Ponte como uno de los mitos más comunes sobre la sexualidad en la tercera edad.

Realidad: es verdad que la salud y la potencia sexual no es la misma, pero no es imposible practicar sexo en la tercera edad. “Es verdad que el hombre de más de 50 años tiene una erección menos firme debido a que los vasos sanguíneos no son tan elásticos como antes y los músculos son menos potentes, lo que disminuye la intensidad de erección, pero nunca en condiciones de salud le hará perder totalmente la capacidad de un contacto sexual normal”, explica la sexóloga y agrega que también es verdad que la vagina tiene menos capacidad para su fluidificación y su mucosa se hace más fina y seca, además pierde longitud, se hace más estrecha y menos elástica y reduce su capacidad de distensión, pero que con ayudas externas como cremas puede conseguir una satisfactoria relación sexual. “Lo del infarto solo se da si la persona de por sí tiene enfermedades cardiacas o si toma medicamentos para conseguir una erección sin control médico. Sin embargo, si lo hace de la forma como le recomendó el médico no tiene por qué haber un infarto de por medio”, concluye la sexóloga.

* Mito: sólo tienen interés sexual los viejos verdes. Realidad: “No se trata del interés sexual, sino del tipo de interés que se tenga y hacia dónde va dirigido. Una sexualidad sana en la tercera edad implica deseo sexual por personas de su edad o menores, pero dentro del rango de lo considerado sano en la psicología. No hay que pensar en que dos personas adultas que se aman en la tercera edad tienen un comportamiento censurable”, explica la sexóloga Pilar Venegas.

vanguardia.com