Reporte 33
Dirigentes de la Unidad no se salvaron del gas lacrimógeno y perdigones
Reporte 33

Sofía Torres

En una ola represiva, la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional lanzaron gas lacrimógeno y resultaron afectados el presidente de la AN, Julio Borges, los diputados Henry Ramos Allup,  Milagro Valero y Richard Blanco, este último fue trasladado de emergencia a un centro de salud, con una grave afección respiratoria. El dirigente de Alianza Bravo Pueblo se encuentra en terapia intensiva, según reseñó El Nacional. El diputado Rafael Guzmán también resultó herido, pero  con un perdigón en la cadera.

El gobernador de Miranda Henrique Capriles,  María Corina Machado y Lilian Tintori, fueron víctimas del gas pimienta rociado por uniformados.

El diputado Simón Calzadilla denunció que Albert Soto, miembro de su equipo de trabajo, fue golpeado con una piedra lanzada por un efectivo policial. Sufrió una herida que implicó 10 puntos de sutura.

La Unidad convocó este martes a una movilización política y ciudadana que partiría, inicialmente de Plaza Venezuela y llegaría al Palacio Federal Legislativo, allí se desarrollaría una sesión ordinaria, en la que se activaría el procedimiento de remoción de los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ.

La concentración finalmente tuvo lugar en la avenida Libertador, donde se desplegaron varios piquetes de seguridad para impedir que la marcha llegara a su destino final. La Policía Nacional Bolivariana replegó en varias oportunidades a los manifestantes que buscaban salidas alternas para continuar su paso.

La movilización se dirigió a la autopista Francisco Fajardo, donde continuó la represión. Además, grupos irregulares se presentaron a  la altura de Bello Monte y  dispararon contra la manifestación pacífica.

De acuerdo al reporte del Alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, en Salud Chacao fueron atendidos 9 heridos, 8 por politraumatismos y uno de bala, en el muslo derecho.

Sesión parlamentaria reprogramada

Tras una intensa jornada de calle, la junta directiva de la Asamblea Nacional se pronunció para condenar las agresiones perpetradas por las fuerzas públicas a ciudadanos, diputados y líderes de la oposición, así como para denunciar el Golpe de Estado continuado contra el Parlamento.

Los diputados sostuvieron que la única salida a la crisis que vive el país es la celebración de elecciones este año, reiteraron que no se ha solucionado nada, pues “las sentencias inconstitucionales” aún otorgan poderes excepcionales al presidente Maduro. Invitaron a todos los venezolanos a rescatar “con fuerza” la libertad.

Anunciaron durante el pronunciamiento que este 5 de abril se realizará la sesión cuyo único punto será el debate sobre la ruptura del orden constitucional y la permanencia de situación de Golpe de Estado en Venezuela.

Entretanto, el Presidente de la República declaró que triunfó la paz y arremetió nuevamente contra la OEA, organismo al que calificó como un tribunal de la inquisición, destinado a fracasar. A su vez, se refirió  a Luis Almagro, quien según el mandatario, está condenado a la hoguera por traidor a los pueblos de Latinoamérica.

@soficarol21