“En Venezuela pasamos hambre casi como en guerra”

Conducta examinadora. Encarnación, recorría la nevera con paciencia de un lado a otro. Allí se supone que debería estar la carne, el pollo y el cochino. Solo hay chuletas ahumadas en su lugar. “Todo esto está carísimo”, dijo al soltar una bandeja de nuevo en la nevera: descartada por su alto costo, ¿Y entonces qué están comiendo los venezolanos?

La dama quien no se identificó por temor a represalias. Detrás de los cristales de sus anteojos hay retinas verdes acompañadas por piel blanca. Su familia, de nueve hermanos, vio en Venezuela un lugar ideal para comenzar de cero. Llegaron huyendo de la hambruna que azotaba su natal Portugal en la Segunda Guerra Mundial.

“La escasez alimentaria no da tregua”

Han pasado 69 años desde que terminó el conflicto bélico más grande de la historia. Venezuela afronta un escenario de crisis social parecido al de entonces, opinó: “Estamos pasando hambre. Aquí estamos igual que cuando en Portugal había guerra”. La escasez alimentaria no da tregua.

Hay que reinventarse las salidas al supermercado. “Lo que uno consiga: a veces huevo, otras veces atún, o sardina, pero no se consigue y está por las nubes”. Las verduras y hortalizas también están caras. En un establecimiento del norte de Valencia no hay queso amarillo regulado desde hace seis meses. Solo presentaciones costosas.

Granos, arroz y pasta. Con eso es lo que más o menos se puede resolver. “La gente no se está alimentando bien”. Encarnación no ve una solución próxima. No se puede comprar casa, carro. “Ni pensar en tener un hijo ahora, eso yo no se lo recomiendo a nadie. Los niños antes de nacer ya están sufriendo”

Fuente: El Carabobeño