Reporte 33
“La mediación internacional es de capital importancia en Venezuela”
Reporte 33

Sofía Torres-@soficarol21

El internacionalista y profesor universitario Félix Gerardo Arellano indicó que en este punto de la crisis venezolana es de capital importancia la mediación internacional, que no puede corresponder a países como Nicaragua u otros aliados del régimen, porque se entablaría “un diálogo tramposo, para quemar tiempo”.

Arellano hace tal señalamiento a propósito del más reciente pronunciamiento de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, donde sostuvo “que en algunas situaciones se necesita ser imaginativos y buscar nuevos canales cuando los formatos tradicionales parecen fracasar y  ese parece ser el caso de Venezuela”.

El especialista explicó que es posible guiarse por las experiencias históricas, en las que el apoyo internacional , de grupos amigos u organismos especializados son los que han ayudado a que las partes establezcan canales comunicantes.

Indicó que la comunidad internacional ejerce una enorme presión para que se retome el hilo constitucional en Venezuela, para que se respete la Constitución que es como se resuelve el problema que hoy se vive. “El desconocimiento de la Asamblea Nacional, las detenciones arbitrarias, el irrespeto a los Derechos Humanos  y la crisis alimentaria y de medicamentos, que cercó a los sectores productivos y vulneró la propiedad privada, forman parte de esa violación sistemática a la Constitución”, precisó el docente.

El analista afirmó que el gobierno apaga el fuego con más gasolina, genera más crisis, y obvia que con ello consolida las divisiones internas y las posiciones más radicales. Comentó que el  objetivo es perpetuarse en el poder al costo que sea.

En alguna medida-dijo Arellano- el gobierno pareciera respetar al Vaticano, sin embargo, se ha burlado de él cuando no respondió la carta emitida en diciembre pasado por  el Secretario de Estado cardenal Pietro Parolin, lo que evidenció que no estaba dispuesto a cumplir con lo que se comprometió con el Papa una noche en Roma.  “Jugar de esa manera es deteriorar aún más su posición ante la comunidad internacional”, puntualizó.

 

Juegos tramposos

El internacionalista cree que la presión debe continuar y que  la reunión de cancilleres en la OEA-cuya convocatoria fue pospuesta el miércoles- es fundamental, y espera que asista a ese encuentro un gran  número de países, para que se fortalezca el organismo, la paz, la democracia y los  Derechos Humanos en el hemisferio. Apuntó que sería “muy positivo” y una señal contundente contar con la presencia del Secretario de Estado de Estados Unidos.

“Al gobierno no le quedara  otro camino que escuchar a la comunidad internacional”, sentenció Arellano, al tiempo que manifestó que el régimen de Maduro hace juegos tramposos como decir que en la Celac hay un grupo que puede apoyar, “pero un grupo que sea amigo del gobierno no es una opción para una negociación”.

“Lo grave de la reunión de la Celac fue que puso en evidencia su incapacidad para contribuir en la construcción de la paz, porque si hubiera sido eficiente al plantear una propuesta equilibrada, hoy se nombraría como una instancia posible. El gobierno de El Salvador no tuvo una postura ecuánime. Se convirtió a la Celac en una Unasur ineficiente, son órganos para seguir una línea ideológica y no fueron creados para eso”.

Al referirise a la salida de Venezuela de la OEA, Arellano recalcó que esta decisión pareciera de  propaganda; un esfuerzo por mantener cohesión con las posiciones radicales, “pero hay preocupación aunque la traten de disimular pateando la mesa”. Hay que sumar otro ingrediente-agregó-, “la crisis financiera se agudiza y ellos recurren a prácticas de financiamiento fraudulento, fondos buitres, no se sabe si eso se seguirá manteniendo o tendrán que acudir a la banca internacional que respeta reglas, que les exigirá respeto a los compromisos y, por tanto,  tendrán que reconocer que el mejor mecanismos para el financiamiento es el que tanto han satanizado, el Banco Mundial y el Fondo Monetario. “Reconocer eso es aceptar el papel de la comunidad internacional”, alegó.

“Si hay una sola parte, no hay equilibrio”

Para el profesor Arellano el diálogo de 2016 es cuestionado por todo el mundo, pues no se sabe si implicaba beneficios financieros para los tres mediadores que jugaban a hacer un show de negociación junto con Unasur y Samper. “Esto no ha ayudado a Zapatero que quiere ser una personalidad en España y pone puntos negros a su expediente, quisiera que actuara con equilibrio, y puede hacerlo en un grupo serio como representante del gobierno, pero tendría que empezar por admitir  la necesidad de incorporar a otros representantes al proceso, porque si hay una sola parte, no hay equilibrio”, aseguró.

Al ser consultado sobre la afirmación de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, que “prefiere una mediación silenciosa pero efectiva a discursos melodramáticos pero vacíos”, el internacionalista expresó que esa declaración le puede caer a Samper,  que habla mucho y no trabaja realmente para lograr el objetivo que tanto pregona: “le encantan los discursos pero cuando viene a actuar lo hace en defensa del gobierno nacional”, concluyó.