Sucesos
Se cumplen 4 años de la tragedia de la Panamericana que dejó 14 fallecidos
Sucesos

Cada 29 de diciembre se revive lo que ha sido catalogado como el accidente de mayor envergadura en las últimas dos décadas en la carretera Panamericana, cuando en 2011 catorce personas fallecieran y más de una docena resultara herida en medio de un siniestro con una gandola y un autobús.

Quienes más recuerdan el evento son los afectados directos. Tal es el caso de los familiares de Yhonny Elías Adrián Olivares, chofer de la unidad Caracas–Los Teques, quien ignoró el llamado de alerta de un vecino del kilómetro 4 de la vía expresa que quería advertirle que una gandola de Pdvsa se había estrellado contra un cerro y había un bote de gasolina.

“Él creería que se trataba de un asalto así que siguió su camino y cuando el caucho hizo contacto con el pavimento la unidad se incendió”, relató una prima del conductor que, según testigos, murió intentando sacar a los pasajeros, de los cuales 11 murieron en el lugar del siniestro y otros tres días después en diversos centros asistenciales producto de las quemaduras sufridas.

La pariente de “Cantimplora”, como era conocido Yhonny, señaló que como el resto de las familias vinculadas al accidente, a cuatro años del evento nadie ha sido indemnizado.

“Las hijas de Yhonny, de 9 y 7 años, no han recibido la prometida compensación por parte de Pdvsa”, empresa a la que pertenecía la gandola que provocó el derrame de combustible y cuyo conductor fue preso tras determinar que se desplazaba a exceso de velocidad -desatando toda una polémica sobre el horario de circulación de las gandolas por la carretera Panamericana.

“Pese a lo ocurrido nos sentimos orgullosos de la última acción de mi primo que salvó a otros a costa de su propia vida”; puntualizó quien solicitó el anonimato.