Sucesos
15 personas han fallecido por ataques con granadas en 2015
Sucesos

Un nuevo ataque con granadas contra un organismo policial se produjo este domingo a las 7:30 pm cuando una pareja que viajaba en una motocicleta de baja cilindrada lanzó un artefacto explosivo contra la sede del centro de Coordinación Policial número 7 de Polimiranda, causando daños materiales a vehículos e inmuebles ubicados en las inmediaciones.

De acuerdo con las estadísticas que maneja la Policía de Miranda, en lo que va de año se han producido 15 ataques con granadas, que han ocasionado la muerte de 15 personas, 11 civiles y cuatro policías, además han dejado 50 personas heridas, 33 de las cuales eran agentes del orden público, dos de los ataques fueron contra este organismo policial.

Con éste se eleva a cinco el número de ataques con explosivos perpetrados desde el pasado viernes, cuando lanzaron dos granadas contra el Cicpc de Mariara; el sábado otra granada fue lanzada contra la comisaría de El Llanito del Cicpc y el domingo hubo tres ataques, uno contra comisiones de Polibaruta en Las Mercedes; contra el Centro de Coordinación Policial de San Juan de los Morros, en Guárico y contra la sede de Polimiranda.

El subdirector de la policía de Miranda, comisario Eduardo Jesús Lamas, en rueda de prensa brindó detalles sobre el suceso. Relató que a las 7:30 de la noche cuatro funcionarios se retiraban del lugar, cuando escucharon que desde una motocicleta lanzaron un objeto, uno de los efectivos se percató que se trataba de una granada y alertó a sus compañeros, quienes lograron ponerse a salvo.

El artefacto estalló en plena calle y causó daños en dos vehículos y las ventanas del primer piso del edificio Arbona, ubicado a escasos metros del centro policial.

A pesar de que se activó un operativo para capturar a los sujetos, la acción policial fue infructuosa debido a que los antisociales lograron huir con destino hacia Petare.

El criminólogo Javier Gorriño alerta sobre el riesgo que representa para Venezuela la existencia de tantas granadas en las calles. Dijo que se han convertido en una de las armas favoritas de los delincuentes por su poder disuasivo, al extremo que en 41% de los delitos cometidos en el país se usan estos explosivos. “De 2013 a 2015 Venezuela pasó a ocupar el primer lugar en su uso, con 48 civiles fallecidos, superando a Colombia con su guerra”.

 

Con Información de: El Universal Carlos D´hoy