Sucesos
Mueren seis delincuentes y un Poliaragua en asalto frustrado
Sucesos

Un funcionario de la Policía del estado Aragua falleció al igual que otros seis delincuentes, en el marco de un frustrado robo que se ejecutaba la mañana del jueves en una empresa ubicada en la Zona Industrial Las Vegas de Cagua, municipio Sucre de la citada entidad.

Las muertes se registraron en el interior de la empresa Metalmecánica Preca, donde unos doce hombres armados llegaron a bordo de un autobús marca Yutong de color rojo.

Versiones suministradas por testigos indican que los antisociales se dividieron en dos grupos. Mientras unos sometieron al personal de vigilancia y trabajadores a quienes ataron y amordazaron, otros se dedicaban a cargar el autobús con los objetos robados.

Cuando se generaba el robo las autoridades recibieron una llamada telefónica y minutos después llegó al lugar del robo una comisión comandada por el Oficial Jefe de PoliAragua,  Sarling Borgas quien fue sorprendido por varios delincuentes  en el portón principal de la empresa, cerca de una zona boscosa, donde lo despojaron de su arma de reglamento la cual se la descargaron en el rostro.

Al sitio llegaron comisiones en apoyo a los dos oficiales que se batían a tiros con el grupo delictivo. Al concluir la balacera seis delincuentes fueron dados de baja mientras que otros lograron darse a la fuga por un terreno enmontado.

Comisiones de diversos organismos de seguridad iniciaron la búsqueda en la zona donde lograron apresar a algunos sospechosos.

Detectives del Cicpc a cargo de las investigaciones indicaron que los asaltantes fallecidos formaban parte de una banda delictiva dedicada a saquear empresas situadas en la referida zona industrial mediante el mismo modus operandi. Es decir, llegan a las compañías a bordo de unidades de transporte colectivo, incursionan, las desvalijan y luego huyen.

Los asaltantes abatidos fueron trasladados a la morgue de Caña de Azúcar donde intentarán identificarlos. Serán sometidos a reconocimientos post mortem con el personal de la empresa metalmecánica.

Los detectives sospechan que el autobús donde se movilizaban los antisociales había sido robado.

Diversos allanamientos fueron realizados en varios sectores de Cagua y Palo Negro. Trabajadores de la empresa y testigos fueron citados al Cicpc para tomarles declaraciones y elaborar retratos hablados de los asaltantes en fuga.

Seis armas de fuego fueron incautadas tras la balacera. Los investigadores esperan someterlas a peritajes balísticos para descartar o confirmar su utilización en otros crímenes cometidos en la entidad aragüeña.

Marianela Rodríguez-El Universal