Sucesos
2 muertos y 8 heridos durante una fiesta en la UD2 de Caricuao
Sucesos

En un tiroteo que se registró el sábado, a las 3:30 am, en el centro nocturno de la UD2 de Caricuao al que había acudido la comunidad para dar la bienvenida a la Navidad, murieron 2 hombres y otras 8 personas fueron heridas.

Una de las víctimas es Leonardo Daniel Barre Burgos, de 29 años de edad, que recibió 3 disparos, uno en el pecho y dos en un costado. Fue ingresado muerto al Hospital Pérez Carreño. Era padre de dos niños, de 7 y 5 años de edad, y el segundo de 4 hermanos. Laboraba como mecánico en un taller de San Martín. Residía en la UD2 de Caricuao.

El otro fallecido es Héctor Leonardo Álvarez, de 41 años de edad, que recibió un tiro. Su familia desconoce en qué lugar lo alcanzó el proyectil porque no habían visto el cuerpo. La víctima era bachiller y laboraba como conductor de la Misión Nevado. Vivía con su esposa en la UD2. Fue ingresado muerto al mismo centro de salud.

Sobre lo ocurrido hay dos versiones. Una indica que en ese local nocturno después de las 3:00 am no permiten el ingreso de personas. Al parecer a un hombre le impidieron el paso y abrió fuego contra los asistentes a la celebración. El negocio, aseguran, era muy frecuentado y debido a que se presentaban trifulcas restringieron la entrada después de esa hora, La otra versión señala que al lugar llegaron 8 personas en carros y motos, quienes presuntamente buscaban a un hombre y dispararon contra las familias que estaban en el local.

Una comisión de funcionarios del Eje Oeste de la División contra Homicidios inició la pesquisa para identificar a los autores de esos hechos.

Primero esperan el resultado de la autopsia practicada a las víctimas, así como los proyectiles que les extraigan para hacer las pruebas de comparación balística.

También entrevistarán a los heridos y otros asistentes a la fiesta para que den su versión de lo ocurrido. Los investigadores se trasladaron al sitio del suceso para hacer una inspección en busca de evidencia.

Determinarán si algún asistente a la fiesta vio a uno de los hombres que dispararon a fin de establecer si está en capacidad de elaborar retratos hablados.

Sandra Guerrero-El Nacional