Sucesos
98 menores han muerto asesinados en la Gran Caracas este año
Sucesos

El asesinato de dos niños integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil la semana pasada, en dos hechos aislados puso en el tapete el tema de la niñez y la inseguridad y cómo asumen estas pérdidas las escuelas y comunidades.

De acuerdo a estadísticas manejadas por los periodistas que cubren la fuente de Sucesos en la morgue de Bello Monte, la cantidad de menores víctimas de la violencia en la Gran Caracas asciende a 98 en lo año, cifra que tiene un subregistro, ya que no recoge los casos que se presentan en las morgues de Los Teques, Ocumare y Vargas.

Al respecto, Fernando Pereira de Cecodap señala que el año pasado contabilizaron 912 casos de muertes violentas de niños y adolescentes en todo el país, sobre la base de un registro hemerográfico de todo el país, “Esto que representa un promedio de 76 casos al mes, cifra que se queda por debajo de los últimos datos presentados por el Cicpc el año 2008, en los que reflejaba de más de 100 casos mensuales a nivel nacional”.

Resensibilizar al joven

Destaca que es necesario diseñar los protocolos sobre cómo actuar en las escuelas ante hechos de violencia, que le permita a los estudiantes drenar el dolor que les causa la muerte violenta.

“Tenemos que comprender que ignorando el tema de la violencia no lo haremos desaparecer, no podemos callar el tema mientras los niños y jóvenes siguen rumiando su dolor”.

Pereira insiste en que es necesario que el Estado asuma su rol de conductor de la sociedad, “que combata la impunidad, para que no haya crímenes sin castigos, esa es una forma de erradicar la violencia, pero a la vez que debe diseñar los protocolos de acción para casos de violencia, que en los que especialistas puedan orientar a los jóvenes sobre cómo asumir las pérdidas producto de la violencia, porque no podemos dejar que se piense que esto que vivimos es algo natural”.

“Asegura que para Cecodap es necesario insistir en la necesidad de crear una política publica orientada a la prevención y a la atención de las distintas formas de violencia que afectan a niños y adolescentes, así como a las familias que han perdido hijos.

Asegura que organizaciones como Psicólogos Sin Fronteras, han dictado algunos talleres en esta materia, “pero no es suficiente”.

Por su parte Carlos Trapani, de la Red de Derechos Humanos de Niños y Adolescentes acotó que hay que comprender que los más pequeños no están fuera de la realidad y del padecimiento por el hecho de ser niños. “Ellos saben lo que están viviendo, aprenden y repiten conductas que ven, por lo que si no hay un espacio que los eduque en materia de violencia entonces terminarán repitiendo las acciones que aprendieron en su entorno”.

Policía escolar

La comisionada de Polisucre, Thaimi Amundaraín, jefa de la Unidad de Policía Escolar señala que la unidad bajo su mando, aun cuando no está diseñada para tratar el tema de las consecuencias de la violencia, dicta talleres preventivos en las escuelas del municipio como un paso contra estos hechos.

Fuente. El Universal