Sucesos
A golpes mataron a transportista cuando peleaba con su mujer en Artigas
Sucesos

Por traumatismo cráneo encefálico y derrame cerebral murió el conductor Leivin Jean Pérez Pérez (40), tras resultar agredido por un vecino que intervino para defender a la concubina de Pérez Pérez, durante una riña de pareja en el sector Los Pipotes, de Artigas, parroquia San Juan.

Pérez Pérez laboraba en la Asociación Civil Barrio Unión-Artigas y tenía 8 meses conviviendo con la mujer de nombre Noreida. Al ver que el hombre la agredía, intervino el vecino, derribó a Pérez Pérez de un puñetazo y luego le golpeó la cabeza varias veces contra el filo de la acera. Los vecinos llevaron al herido al hospital Pérez Carreño, y estuvo en terapia intensiva hasta el domingo 15 de abril, cuando falleció a las 8 de la mañana.

Harrison Mendoza estaba en la morgue retirando los documentos para el entierro de su primo, dijo que siempre laboró como transportista, llevaba cuatro años en la AC Barrio Unión-Artigas, y dejó huérfanas a dos niñas, de 10 y 11 años.

Las autoridades buscan al homicida, quien vive en el mismo barrio y está en fuga. A la pareja de Pérez Pérez le entregaron una citación para que acuda a declarar.

El chofer era muy querido y conocido en la zona, porque trabajaba en la línea de transporte público, y desde que comenzó su relación con Noreida, llegó a vivir a Artigas. Anteriormente residía con su madre en El Valle.

Un vendedor de perfumes

En la Cota 905, parte alta de El Paraíso, hallaron muerto a Beiker Jesús Correa (27), quien se dedicaba a la venta de perfumes por catálogo, y vivía en Las Minas de Baruta.

Beiker salió a “rumbear” el viernes a las 10 de la noche y no volvió. Sus familiares dijeron que solía frecuentar discotecas en Chacaíto y Sabana Grande, pero nunca le conocieron amistades en la Cota 905 porque no iba a esa zona. Presumen que hizo amigos nuevos en la discoteca y salió con ellos a seguir disfrutando.

Una tía recibió una llamada desde el celular de Beiker, en la cual una voz desconocida le informaba que el joven había sido detenido por la policía y lo estaban trasladando a El Paraíso.

Los parientes se movilizaron, lo buscaron en diferentes despachos policiales y de la GNB, pero les dijeron que no estaba preso. El lunes lo hallaron en la morgue y les dijeron que había recibido seis tiros.

Felícita Blanco – El Carabobeño