Sucesos
Acusan a vendedores de autopista de cometer asaltos
Sucesos

Aunque las víctimas de asaltos en colas de las autopistas de Caracas no denuncian a los cuerpos de seguridad, a través de las redes sociales se conocen hasta cinco casos cada día, en promedio.

 

Este delito se ha convertido en cifra negra, pero cada día aumenta más, pues en las horas pico los falsos vendedores de autopista son los hampones.

 

El jueves en la tarde, se conoció el caso de un grupo de amigos que viajaba en un vehículo por la autopista Prados del Este. Todos universitarios que iban en dirección hacia La Trinidad a realizar un trabajo académico.

 

Luego de pasar la salida de Altamira y empalmar la autopista, se encontraron con una cola y se detuvieron.

 

Uno de los vendedores de chucherías que estaba caminando por el hombrillo exhibiendo la mercancía, se acercó hasta la ventana del carro y sacó un arma de fuego.

 

De acuerdo a lo que indicaron los jóvenes, el sujeto golpeó fuertemente la ventana con el cañón del arma en señal para que entendieran que se trataba de un asalto y entregaran sus pertenencias.

 

“Nos pusimos nerviosos y el sujeto tenía una cara de odio. Pensé que nos iba a disparar. Nos quedamos en shock y uno de los muchachos me dijo que acelerara”, describió una de las víctimas.

 

Rápidamente el conductor del carro se metió entre las demás unidades y logró avanzar lo suficiente hasta perder de vista al vendedor.

 

“No sabemos si robó a alguien más que venia detrás, pero es injusto que tengamos que vivir así”, refirió el joven.

 

Así como él, son muchos los conductores que sufren a diario por el ataque de falsos vendedores en las autopistas.

 

Fuentes policiales indicaron que es la Policía Nacional Bolivariana la encargada de custodiar el tránsito en las principales vías de la capital.

 

Sin embargo, en horas pico, cuando hay congestionamiento y salen los vendedores, se hace difícil patrullar.

 

Más bien activan puntos de control en zonas álgidas de la Francisco Fajardo como: Plaza Venezuela, distribuidor Altamira, Los Ruices, Macaracuay y La Urbina.

 

También en la Prados del Este y la Valle-Coche, donde también colaboran los funcionarios de las policías municipales.

 

Pese a ello, varios de los vendedores dedicados al asalto de conductores, se distribuyen en espacios donde no llega la policía para actuar.

 

Incluso, se supo, que muchos usan motos para desplazarse cuando creen que pueden ser descubiertos o detenidos por los policías.

 

Ante esto, los conductores piden revisión de estas personas, y que sean organizadas y usen distintivos especiales. DRM

 

Con información de: El Universal