Sucesos
Adolescente fue asesinado por un “azote de barrio” de un disparo en la cabeza
Sucesos

Un adolescente de 17 años de edad falleció el pasado martes tras pasar 16 días recluido en el hospital universitario Luis Razetti de Barcelona.

 

Por: El Tiempo

 

El chico fue tiroteado en la cabeza el domingo 5 de este mes por un supuesto azote apodado “el gordo david”, quien tiene su misma edad. El hecho ocurrió en el sector A de Terrazas 4 de Pozuelos.

 

El jovencito había asistido a la fiesta de cumpleaños de una prima de su novia. Acompañaba a su pareja de 16 años a su domicilio, a eso de la 1:00 am, cuando fue interceptado por el presunto hampón.

 

Al parecer, el individuo le disparó con una escopeta y se dio a la fuga a pie.

 

Unos primos auxiliaron al joven y lo montaron en una motocicleta, pero se les cayó. Poco después pararon un carro y lo llevaron a la sala de urgencias del Razetti.

 

Al muchacho lo pasaron-por lo delicado de su estado- a la unidad de terapia intensiva. Lo desconectaron de los equipos el pasado viernes y falleció a las 6:00 pm del martes.

 

Oficiales del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) estaban en su nueva sede, situada al lado de la Universidad Experimental de la Seguridad (Unes), cuando les notificaron del deceso.

 

Una comisión se trasladó a la morgue del Razetti para realizar la inspección del cadáver. También hicieron lo propio en la escena del crimen.

 

Los policías comenzaron a interrogar a los parientes del menor y a testigos del asesinato. Detectives andan tras el rastro del supuesto homicida.

Cantante

Ayer los parientes se hallaban atribulados frente al anfiteatro forense del Razetti.

 

Al ser abordada por los periodistas, un ama de casa contó que “el gordo david” baleó a su hijo de 17 años después de que intercambiaran palabras porque él no quiso prestarle una franelilla.

 

La señora mencionó que el chico terminó la primaria y no siguió con sus estudios. Agregó que le encantaba cantar, cualquier tipo de música, y en cualquier lugar.

 

La mujer, pese al dolor que la embargaba, cumplió con los requisitos establecidos por la oficina de admisión del Razetti para reclamar los restos de su hijo.

 

Ella y su esposo, de ocupación carpintero, tuvieron que aceptar que uno de sus hijos murió a manos de un presunto azote de barrio. Piden justicia.