Sucesos
Asesinados dos escoltas para robarles las armas de fuego
Sucesos

David Castilla y Tony José García Manzanilla, de 36 y 42 años de edad respectivamente, fueron ultimados con disparos el lunes en la noche, después de que ambos fueron sometidos por unos hombres que entraron a la camioneta Grand Cherokee en la que se encontraban y se los llevaron. Los cadáveres fueron abandonados en la zona central del 23 de Enero.

El cuerpo de García Manzanilla tenía 30 tiros.

Las víctimas, que se desempeñaban como escoltas de directivos de Makro, fueron despojadas de las armas de fuego que portaban. El vehículo fue localizado posteriormente en un sector de la parroquia Coche.

La camioneta estaba en el estacionamiento de Makro de La Urbina cuando los escoltas fueron sometidos por los individuos, indicaron allegados a García Manzanilla, quien tenía 4 años laborando en esa empresa.

Como ambos desaparecieron el lunes, sus familiares acudieron a la policía científica para formular la denuncia; pero allí les indicaron que debían esperar 72 horas, que es el tiempo establecido para poderla hacer.

Sin embargo, el martes los parientes de Castilla recibieron una llamada en la que les dijeron que los cuerpos de ambos se hallaban en la morgue de Bello Monte. Ayer se dirigieron a ese lugar para corroborar la información que les habían dado.

García Manzanilla, de 42 años de edad, prestó servicio militar e hizo un curso para guardaespaldas, trabajo que ejercía desde hace 10 años. Tenía dos hijos. Será velado y sepultado en Valencia, estado Carabobo, de donde era oriundo.

La policía científica inició las pesquisas para identificar y capturar a los autores del doble asesinato.

La camioneta Grand Cherokee recuperada fue remolcada hasta el estacionamiento de la subdelegación de Simón Rodríguez, con la finalidad de que sea sometida a experticias. El descarte de rastros dactilares permitirá conocer la identidad de los homicidas.

Sandra Guerrero-El Nacional