Sucesos
Cuatro personas heridas por arma de fuego y arma blanca fueron ingresadas al hospital de San Cristóbal
Sucesos

Cuatro personas fueron ingresadas al Hospital Central de San Cristóbal, durante el viernes y el sábado, en sucesos aislados y en sectores diferentes, tanto en jurisdicción del Táchira como en el estado vecino de Apure.
En primer lugar se reportó, a las 5:00 de la madrugada del viernes, el ingreso a la sala de emergencias de nuestro primer centro asistencial de una pareja atacada a balazos en el sector Colinas de Córdoba, Santa Ana del Táchira, pero no se reveló la situación en la cual fue herida.

Por:  lanacionweb.com

Los identificaron como Ray Antonio Camargo, de 19 años de edad, a quien le diagnosticaron cuatro heridas por arma de fuego en el tórax y extremidades; y Yennifer Andreína Méndez, de 22 años, con un tiro en la pierna derecha.
Ambos fueron inicialmente atendidos en el CDI de Santa Ana del Táchira y posteriormente remitidos al hospital de San Cristóbal, donde la dama fue dada de alta y el joven continúa recluido.

Poco antes de la medianoche del viernes, William Aurelio López, de 31 años, residenciado en el sector Los Ceibones, San Joaquín, municipio Córdoba, fue trasladado desde el CDI de Santa Ana, a donde lo llevaron en primera instancia, al Hospital Central.

A López, el médico de guardia le apreció una herida de bala en la cabeza, específicamente en la región temporal derecha, tras ser atacado, también en circunstancias desconocidas, en la calle 12 entre carreras 2 y 3, a las afueras del establecimiento comercial Chaconcito, del municipio Córdoba.

De los dos casos anteriores conocieron las autoridades de la entidad, que ya iniciaron las investigaciones de rigor, presumiendo el robo como móvil de los dos sucesos.

Mientras que el sábado, a última hora de la noche, 11:50 p.m., en crítico estado fue ingresado al Central Antonio Crispín Calderón, indocumentado, de quien no se suministraron más datos, obrero de la finca La Ceiba, en el estado Apure.

Luego de ser herido de dos puñaladas en el costado izquierdo y una en la pierna, en una presunta riña, a Calderón lo atendieron en el CDI de El Piñal, desde donde lo trasladaron a San Cristóbal para ser recluido en el Hospital Central, dado su grave estado de salud. Se especuló que el obrero había fallecido, pero esto no se logró confirmar.