Sucesos
Culpan a la Guardia Nacional de incendio en apartamento en Mérida
Sucesos

En medio de cenizas, paredes ahumadas, artículos quemados y con el olor a humo aún en el ambiente, lloraba Arminda de Mora, habitante del apartamento 3-2 de la torre H que integra el conjunto residencial “Parque Las Américas”, el cual se incendió este martes en horas de la tarde luego de que funcionarios de Polimérida y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), dispersaran a los manifestantes que se encontraban en las avenidas Las Américas y Ezio Valeri de la ciudad de Mérida.

Entre lágrimas y sollozando, Arminda relató que a tempranas horas de la tarde del martes vio desde su apartamento “a unos cuantos muchachitos trancando la avenida con unos palitos y unas botellitas que les vimos, más nada, de repente salieron corriendo y era la GN y la policía que venía, se bajaron y los guardias empezaron a disparar hacia los apartamentos”, relató.

Tras los gases lacrimógenos que ya estaban en el ambiente producto de la represión que vivieron los manifestantes, Arminda dijo que se refugió donde su vecina, pues ella y su familia estaban siendo afectados por la inhalación de los mismos.

“Estábamos refugiados donde la vecina por los gases y al ratico fue mi hija a buscar los celulares que los había dejado en su cuarto, entró y no pudo entrar porque estaba quemándose el cuarto”, relató Arminda al tiempo que recordó que antes de esa acción sintieron y oyeron un golpe de los vidrios “y nos imaginamos que habían tirado piedras, más no jamás de que iban a ser bombas lacrimógenas”.

Ni molotov ni corto circuito

Arminda de Mora desmintió algunas versiones de voceros oficialistas que señalan que el incendio fue producto de la manipulación de bombas molotov que hacían para lanzarle a los funcionarios de Polimérida y de la GN y otras que aseguran que el incendio fue producto de un corto circuito.

“No, para nada, no estábamos haciendo esas bombas molotov que dicen, ni tampoco fue un corto circuito porque ahí oímos el golpe cuando cayó algo, que pensamos que eran piedras y no, era una de esas bombas lacrimógenas que apareció y aparecieron hasta metras en el apartamento, o sea, dispararon a todos lados”, expresó Arminda de Mora, de 70 años de edad.

Con el dolor que se siente al perder una vivienda y la tristeza a flor de piel, Arminda manifestó que tal situación, en referencia a la represión desmedida, “no puede seguir pasando, nosotros somos una familia humilde, vivo con mis nietos y mi hija y no nos merecemos estos daños tan graves que ha causado la Guardia Nacional. Ellos fueron los que causaron este incendio, fue la GN, eso no cabe duda, la policía y la GN, ellos fueron”,  recalcó.

Por su parte Yelitze Mora, hija de Arminda Mora, lamentó que los bomberos tardaran en llegar a atender el incendio, el cual inicialmente fue sofocado con tobos de agua que comenzaron a lanzar hacia las llamas los vecinos.

Aseguró que fue una bomba lacrimógena la que originó el incendio, “hay evidencias, hay un niño que entró y agarró la bomba y se quemó las manos y como estaba caliente la soltó”.

Desmintió también que su mamá estuviera tocando cacerola o lanzando bombas molotov a los funcionarios de seguridad y el orden público mientras reprimían la manifestación que realizaban algunos ciudadanos en las avenidas Las Américas y Ezio Valeri.

Causas indeterminadas

El gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, informó este miércoles en rueda de prensa que las causas del incendio del apartamento de Arminda de Mora son indeterminadas, según el informe elaborado por el Cuerpo de Bomberos de la entidad andina.

Ramírez destacó que no fue encontrado ningún elemento en la habitación siniestrada que explicara las llamas y que en la habitación donde se produjo el incendio había muchos acelerantes, tales como improvisaciones eléctricas, cocina eléctrica, material, material A-B-C (ropa, papel, artefactos, colchones y enseres.

“No se consiguió resto de bombas o cartuchos de bombas lacrimógenas, por lo que queda descartada esa posibilidad”, dijo el mandatario regional, quien acotó que hubo daños en 30% del apartamento.

Por otra parte informó que Arminda de Mora recibirá una ayuda económica de parte de la Gobernación de Mérida para que “recupere la habitación quemada”.

Denunciarán en el Ministerio Público

Hasta la mañana de este miércoles la familia Mora desconocía la ayuda que le ofrecerá el gobierno.

Yelitze Mora dijo que nadie del gobierno regional se apersonó a las residencias; sin embargo, el alcalde de Mérida, Carlos García visitó a primera hora de la mañana a la familia y manifestó su solidaridad, según Arminda de Mora, quien dijo que le enviará un camión para sacar los escombros y además la ayudará para recuperar el apartamento.

Mientras tratan de volver a la normalidad, la familia Mora denunciará ante la Fiscalía del Ministerio Público el uso excesivo de bombas lacrimógenas y perdigones por parte de la fuerza pública “porque es un delito de lesa humanidad y no puede quedarse así”, expresó Yelitza Mora.

Sarita Montiel, representante del Observatorio Penal-Mérida, informó que el observatorio asistirá a la familia Mora en los reclamos pertinentes ante los organismos competentes como lo son la Fiscalía Superior de Derechos Fundamentales, la Defensoría del Pueblo, entre otros que ameriten la asistencia de abogados.

Vecinos solidarios

A las afueras de las residencias y en solidaridad con la familia Mora, los vecinos de Parque Las Américas y de otros conjuntos residenciales cercanos, decidieron salir a la calle a hacer una colecta de dinero, ropa, zapatos, alimentos, enseres, entre otros artículos, para ayudar a la familia que perdió todo en el incendio.

Carlos Ocariz, vecino del sector, informó que se activaron para ayudar a los vecinos “porque hubo un acto de vandalismo por los cuerpos de seguridad donde presuntamente lanzaron una bomba lacrimógena que incendió el apartamento”, dijo.

Decenas de personas se acercaron a colaborar con ropa, zapatos, comida, sábanas, y dinero para la familia Mora que se quedó sin nada, tras el incendio del apartamento.

Nora Sánchez-El Universal