Sucesos
Delincuentes secuestraron a niños y maestros en escuela de Ruiz Pineda
Sucesos

Una situación de rehenes se presentó la mañana de este jueves en la escuela Ciudad Cuatricentenaria, ubicada en la urbanización Ruiz Pineda, de Caricuao, cuando delincuentes armados se ocultaron en dicho centro educativo para resguardarse de la Guardia Nacional.

Por: unidadvenezuela.org.

Los malandros “brincaron el paredón y se metieron en la parte de educación primaria y preescolar, y tomaron como rehenes a los niños y a los docentes. La situación se prolongó por una hora y media, aproximadamente”, contaron vecinos a Prensa Unidad Venezuela.

El terror y la angustia se apoderaron de inmediato de los padres y representantes, quienes acudieron desesperados a la escuela para rescatar a sus menores hijos, añadieron las fuentes.

“Mi familia estaba en crisis porque tengo tres primitos estudiando ahí, dos en secundaria y uno en primer grado”, añadió la fuente.

Las versiones indican que unos malandros intentaron robar la panadería City Pan, ubicada en la avenida principal, pero al fracasar en su intento, huyeron. Al ver que eran perseguidos por efectivos de la Guardia Nacional, se ocultaron en la escuela Ciudad Cuatricentenaria donde, finalmente, fueron atrapados.

Los vecinos comentaron que la esposa del exministro del Trabajo, Oswaldo Vera, vive en un edificio de la zona y que su hijo menor también estudia en esa escuela. A una hermana de ella, que vive en otro apartamento del mismo edificio, se lo intentaron robar el domingo. “El hampa no pide carnet del PSUV para ver si te roba o te mata”, reflexionó la fuente.

A propósito del Día del Maestro, que se celebra cada 15 de enero en Venezuela, la profesora Luisa Pernalete, quien lleva más de 45 años educando a venezolanos, denunció que la escasez de alimentos y la violencia en las escuelas son los dos retos más duros a los que se enfrentan los maestros hoy en día en el país. “Si hay violencia en la comunidad, habrá violencia en la escuela”, advirtió, destacando también las secuelas emocionales que tales situaciones dejan en estudiantes y docentes.

¿Qué pasa en Caricuao?

“El domingo lo de Arnaldo, el martes a las 2pm veo cómo con pistola roban una moto, hoy se meten a una escuela. Qué te pasa Caricuao?”, escribió @_Leory en la cuenta de twitter @Caricuaoactivo, relacionando los más recientes sucesos que han conmocionado a los habitantes de esta populosa parroquia del oeste de Caracas.

El asesinato de Arnaldo Albornoz, animador del programa La Bomba, que transmite Televén, ocurrió la madrugada del pasado domingo cuando llegaba a su residencia, ubicada en el bloque 14 de la UD-5. Dos días después, en el mismo estacionamiento, se escucharon varios disparos, por lo que varios vecinos bajaron de sus apartamentos y encontraron un vehículo encendido. Al parecer, ante la alerta de los vecinos, los delincuentes huyeron sin poder lograr su objetivo de robarse el automotor.

“Lo que pasa en Caricuao es que al día siguiente de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, nos quitaron las zonas donde estaban los cuadrantes de seguridad, en castigo a que se votó en contra del gobierno”, explicó Guillermo Mijares, dirigente comunitario.

“Solo queda un solo módulo de la Guardia Nacional en Ruiz Pineda y no se da abasto. No hay patrullaje”, agregó en declaraciones a Prensa Unidad Venezuela.

Contó que la única persona que ha tomado en cuenta la situación que se está viviendo en la zona es el inspector que está a cargo de la comisaría del Cicpc de Ruiz Pineda. “Siempre viene a todas las reuniones de vecinos para tratar el tema a las que lo invitamos, pero no puede hacer mayor cosa porque a ese cuerpo policial no le corresponden tareas de prevención ni de patrullaje”, indicó.

“Hemos invitado a la Guardia Nacional, a la Policía Nacional Bolivariana, a Policaracas, y ni siquiera vienen”, prosiguió.

“Otra cosa: no sabemos a qué organismo pertenecemos, si a la GN, si a la PNB, si a Policaracas, porque cada vez que los llamamos para solicitar alguna presencia policial, nos pelotean. Y cuando logramos que nos atiendan, nos dicen que no tienen unidades en la zona”, apuntó.

“¡La delincuencia aquí arropa, de verdad!”, comentó.

Otro factor que está ayudando a los delincuentes es que no hay luz, casi todo Caricuao está a oscuras. “Esta es una parroquia que prácticamente está incrustada en una montaña, por lo cual es muy oscura, y si a eso se añade que no hay alumbrado público…. Las personas que llegan a altas horas de la noche, a golpe de 10 u 11, en el último viaje del Metro, tienen que unirse en grupo para resguardarse y llegar a sus casas, y aun así los atracan”, aseguró.

La mayoría de los estacionamientos de los edificios tienen las puertas dañadas, porque hay piezas que se han dañado y no se consiguen los repuestos o están carísimos, lo que también incide en la inseguridad.

“Son tantos factores…los mismos que afectan a toda la población del país”, concluyó Mijares.