Sucesos
Desmantelada banda de agentes impostores del Cicpc en Carabobo
Sucesos

Una mujer y seis hombres tienen cargos por delitos de usurpación de funciones, posesión de armas de fuego y municiones, robo, aprovechamiento de cosas provenientes del delito y delitos informáticos. El grupo constituía una banda de falsos agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC).

Los delincuentes dependían de la web para llevar a cabo sus fechorías. Mediante engaños y subterfugios contaban a sus víctimas a través de la web, donde presuntamente comercializaban celulares y estafan a los compradores incautos.

La información fue suministrada por el jefe de la Sub Delegación Las Acacias, comisario jefe Néstor Echeverría, quien precisó que luego de las labores de investigación, los pesquisas lograron la aprehensión de una fémina de 36 años y otros tres sujetos con edades entre los 33 y 27 años, que fueron identificados por las víctimas como los supuestos funcionarios del Cicpc.

“Al momento de la detención, a los implicados se les incautaron dos pistolas marca Walther, ocho cartuchos sin percutir calibre .9mm, además de cuatro camisas, dos chaquetas, dos gorras y una chemise, todas alusivas al organismo de criminalística; del mismo modo, fue retenido un automóvil marca Chery, modelo Orinoco y una motocicleta marca MD Haojin”, acotó.

De igual manera, agregó que también se efectuó la detención de otros tres individuos de 52, 29 y 23 años de edad, quienes fungían como técnicos celulares que modificaban el software e IMEI de los equipos móviles para posteriormente ser comercializados ilegalmente para el beneficio de los integrantes del grupo delictivo.

“A estos otros tres implicados se les decomisaron 31 teléfonos celulares, que presentaban modificaciones en sus software e IMEI, tres de estos pertenecientes a las víctimas; junto con dos cajas de flasheo y dos computadoras, que eran utilizados para efectuar las alteraciones a los equipos”, detalló.

Asimismo, informó que luego de las averiguaciones se pudo constatar que los primeros cuatro detenidos no pertenecían a la entidad de criminalística y que dentro de su modus operandi captaban a las víctimas ofreciendo diversos teléfonos inteligentes a través de páginas web, donde al tener contacto con las personas eran abordados en los vehículos antes señalados para cometer el robo de sus pertenencias.

“Cuando conseguían adquirir de manera ilícita algún otro equipo telefónico, estos eran llevados a los técnicos celulares, quienes se encargan de modificar los software de dichos equipos, para lograr burlar la justicia y poder comercializarlos a terceros para provecho propio”, recalcó.

Las identidades de los malhechores no fueron develadas, pero trascendió que actualmente estan a la orden del Ministerio Público para procesar sus cargos.

Cristhopher Borrero- Carabobo – Analítica