Sucesos
Detenidos en retén de Caraballeda se amotinaron
Sucesos

Por lo menos 120 detenidos en el retén de Caraballeda, en Vargas, iniciaron un motín que duró 3 horas luego de que se les prohibió la visita de familiares.

Funcionarios policiales trataron de calmar la protesta con disparos de perdigones, mientras que los parientes pedían a gritos en las adyacencias conocer el estado de los reclusos.

Nerio Benítez Paz Albornoz, de 19 años de edad, fue el único de los aprehendidos que resultó herido al ser golpeado con un objeto contundente. Familiares presumen que fue con la cacha de una pistola, e igualmente observaron marcas de perdigones en el rostro al momento cuando era traslado a un ambulatorio.

“Desde la semana pasada empezó la molestia de los detenidos porque se presentó una comisión del Cicpc a medianoche y les botó ropa, sábanas y alimentos”, dijo Yosvelis Gil, pareja de Albornoz.

María Medina, madre de un recluso que logró entrar al retén para cerciorarse de la condición física de los manifestantes, dijo que allí están los detenidos de Polivargas y los del Eje de Homicidios del Cicpc.

Denunciaron que funcionarios cobran 2.500 bolívares a cada familiar por estar unos minutos con su pariente detenido. “Cada cuerpo policial pelea por su cuota y eso generó la prohibición de ingreso de familiares. Los presos se bañan cada 5 días. Hay detenidos con escabiosis y problemas respiratorios, por las condiciones higiénicas en las 3 celdas”, dijo un pariente.

 

 

Con Información de: EL Nacional Luis Lopez