Sucesos
Discusión por celos deja tres muertos en Macarao
Sucesos

Un hombre asesinó a su pareja a su hijastra y después se suicidó en la parroquia Macarao.

Se conoció de manera extraoficial que Jesús Rosales Castillo (21) había sostenido una discusión por celos con su pareja, una adolescente de 17 años.

Al término de la pelea, él condujo a la joven y a su hijastra, una pequeña de dos años a una zona boscosa, ubicada en el parcelamiento La Fe de la referida Parroquia. Allí continuó la disputa, sacó un arma de fuego y les disparó. Luego de accionar el arma contra la niña, la lanzó por un barranco y posteriormente se suicidó.

Antes de cometer el doble crimen Rosales le había disparado a un sujeto, apodado “Cara de Niña”, quien se encuentra recluido en el hospital Miguel Pérez Carreño. Él sospechaba que el hombre al que agredió tenía una relación con su pareja.

En el lugar donde se produjo el hecho la policía científica recuperó una pistola Astra, modelo 3000. Con la muerte de la pareja de Castillo y su hijastra se elevan a 52 la cifra de niños y adolescentes asesinados en la Gran Caracas en lo que va de 2015.

Van 36 mujeres asesinadas

En otro hecho ocurrido en el barrio Santa Cruz del Este, municipio Baruta, asesinaron a Johanna Bolívar (29). Ella estaba conversando en la puerta de la vivienda de su hermano con su cuñada la noche de este lunes, cuando una bala perdida la alcanzó en la frente.

Sus parientes solo escucharon una detonación y pensaron que se trataba de un cohetón. Cuando la mujer cayó y la vieron ensangrentada, se percataron que había recibido una herida de bala. Nancy Pacheco, cuñada de la víctima, informó que fue trasladada al Centro Diagnóstico Integral del sector, pero llegó muerta.

Bolívar era de nacionalidad colombiana, proveniente del Departamento del Atlántico (Barranquilla) y hace 10 años se mudó a Venezuela en búsqueda de oportunidades laborales. Aquí se casó y tuvo dos hijos que actualmente estudian en el vecino país.

Para el momento en que fue asesinada su esposo también se encontraba en Colombia, para someterse a un tratamiento por una dolencia en una pierna.

“Nosotros queremos saber quién fue el culpable y que pague por lo que hizo. No puede ser que en este país maten a las personas como perros y no hay responsables. Ella trabajaba como doméstica en una casa de familia. Una vez que culminaba su jornada se iba a la casa de su hermano donde estaba residenciada. Allí encontró la muerte”, dijo Pacheco.

En Santa Cruz del Este los vecinos organizaron una colecta para contribuir con los gastos funerarios. Ella será sepultada en Colombia.

Con este crimen ascienden a 36 las mujeres asesinadas en la Gran Caracas durante el año 2015.

Otro de los cadáveres que fue trasladado a la morgue de Bello Monte, corresponde a Gustavo Enrique Rada (28). Un familiar de la víctima, relató que un Policía Nacional lo confundió con un antisocial y le disparó en la Vereda 5 de Julio de Pinto Salinas, el domingo a las 11:30 p.m.

El pariente comentó que denunciaron el caso al Ministerio Público para que abra una investigación y se haga justicia.

 

Fuente: NATALIA MATAMOROS – EL UNIVERSAL