Sucesos
Dos de las víctimas de masacre en Cúcuta eran venezolanos
Sucesos

Al menos dos de las víctimas de la masacre perpetrada en el sector La Parada de la ciudad colombiana de Cúcuta, eran venezolanos de acuerdo reporta el diario La Opinión.

Las víctimas fueron identificadas como Odlanyer Reinaldo Pinto Hidalgo, de 23 años, y Paul Alfredo Blanco Salas, de 34, quienes emigraron de Venezuela como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país y terminaron encontrando la muerte en el lugar donde se refugiaron.

En relación a los dos primeros homicidios, las investigaciones adelantadas por los organismos policiales determinaron que fueron asesinados junto a otras dos personas en un depósito de chataras en el sector La Parada. Luego de perpetrado el cuádruple crimen los cuerpos fueron abandonados en los alrededores. La causa de la muerte de los cuatro hombres fue degollamiento.

Los dos primeros cadáveres, correspondientes a los venezolanos, fueron trasladados en una silla de ruedas hasta las inmediaciones de un monumento donde fueron botados en una canal de aguas negras debajo de bolsas de basura, otro fue abandonado en la misma área y el cuerpo restante fue trasladado a varios metros de la chatarrera.

Familiares de Pinto y de Blanco coincidieron en señalar al periódico negranadino que ambos fueron a Colombia buscar dinero para enviar a sus parientes, “porque las cosas en Venezuela no están bien”.

Uno llevaba más tiempo en Colombia que el otro. Paul Alfredo pasó la frontera y se quedó en La Parada desde hace un mes, mientras que Odlanyer Reinaldo apenas llevaba una semana.

Otras fuentes aseguraron que de los dos hombres cuyos cadáveres fueron localizados el sábado en dos trochas binacionales, pero del lado venezolano, uno de ellos ya fue plenamente identificado.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, atribuyó estos hechos a una banda delincuencial en La Parada conocida como La Frontera, de la cual, 18 de sus integrantes fueron capturados en diciembre del año pasado, informó La Opinión.

“Ellos se están reagrupando, pero ya estamos adelantando las investigaciones para esclarecer los hechos”, dijo el oficial.

Para Barrera, una de las hipótesis es que los homicidas cometieron los crímenes en retaliación porque las víctimas se negaron a pagarles extorsiones.

Tercer cadáver

El cadáver de otro venezolano, identificado como Cristian Ruiz, fue localizado el fin de semana en la trocha Los Mangos, también en Cúcuta. El hombre había sido secuestrado dos días antes en el barrio Curazao, en San Antonio del Táchira.

Según la fuente policial, el cadáver desnudo que tenía un tatuaje en la pantorilla derecha, localizado en la trocha Los Mangos de La Parada, con golpes y tiros en la cabeza, era de otro venezolano.

Ruiz provenía de Barquisimeto, estado Lara.

Carlos D’ Hoy-El Universal