Sucesos
Dos nuevos acusados por masacre de Tumeremo
Sucesos

El Ministerio Público acusó a Carlos Alberto Ortíz (24) y Wilmer Cayetano Pino (45) por su presunta responsabilidad en la muerte de 17 personas, ocurrida el pasado 4 de marzo en las cercanías de un yacimiento mineral en Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar.

 

Fuente: Ministerio publico

 

Los fiscales 42º nacional y 15ª del segundo circuito del estado Bolívar con sede en Puerto Ordaz, Mervings Ortega y Andreina Martínez, respectivamente, acusaron a Ortíz por la presunta comisión de los delitos de homicidio calificado ejecutado con alevosía y por motivos fútiles en grado de coautoría, porte ilícito de arma de fuego, resistencia a la autoridad, legitimación de capitales, robo agravado, privación ilegítima de libertad y asociación para delinquir.

 

De igual manera, Pino resultó acusado por los delitos de porte ilícito de arma de fuego, tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de ocultamiento, resistencia a la autoridad, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

 

En el escrito introducido en el Tribunal 3º de Control de Puerto Ordaz, los representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión del acto conclusivo, el enjuiciamiento de los dos hombres y que se mantenga la privación de su libertad en el Internado Judicial de Vista Hermosa, en Ciudad Bolívar, municipio Heres de la referida jurisdicción.

 

El pasado 4 de marzo, un total de 17 personas fallecieron en una mina en las cercanías de la población de Tumeremo, tras la acción de una organización delictiva.

 

Familiares de las víctimas denunciaron la masacre e inmediatamente el Ministerio Público tuteló las investigaciones en coordinación con autoridades policiales y militares.

 

Las indagaciones criminalísticas derivaron en órdenes de aprehensión para varias personas, entre ellas Ortíz y Pino, quienes fueron aprehendidos el pasado 6 de mayo por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el sector Los Mangos, cerca a la mina Nuevo Callao, procedimiento en el que falleció el ecuatoriano Jamilton Andrés Ulloa Suárez.

 

En esa operación, a Pino se le incautó 1 kilo con 120 gramos de cocaína dentro de un bolso y un arma de fuego.

 

Otros involucrados

Por este caso, fue acusada Rosa Zoraida Gil (56) por los delitos de homicidio calificado por motivos fútiles e innobles en grado de cómplice necesario; legitimación de capitales y asociación para delinquir.

 

Mientras que Francisco David Carache Zambrano fue acusado por los delitos de homicidio ejecutado con alevosía y por motivos fútiles en grado de coautor, legitimación de capitales, asociación para delinquir, privación ilegítima de libertad y robo agravado, los dos últimos tipos penales en grado de coautoría.

 

También se presentó escrito acusatorio contra Luis Tomás Rivera Malavé, sobrino de Gil, por los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir.

 

Los colombianos Rodolfo Andredy Castrillón Castro y Publio Evelio Martínez Suárez, igualmente, fueron acusados por incurrir en los delitos de tráfico y comercio ilícito de recursos o materiales estratégicos, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

 

Por su parte, los primos Manuel Alejandro y Carlos Alfonso Balaguera están acusados por la presunta comisión de los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir, respectivamente.

 

En tanto, José Ismael Báez Lejarazo (22) ha sido imputado como coautor en el delito de homicidio calificado por motivos fútiles con alevosía en perjuicio de los 17 fallecidos; asimismo por privación ilegítima de libertad y asociación para delinquir.

 

Asimismo, se le precalificó el delito de homicidio calificado por motivos fútiles en la ejecución de robo agravado en detrimento de José Gregorio Hugo Lanz (40), hecho ocurrido en el año 2014, en Tumeremo.

 

Además fueron acusados Dennis Renier Cardozo (26) y Eduardo José Iglesias (25) por los delitos de homicidio calificado ejecutado con alevosía y por motivos fútiles en grado de complicidad no necesaria, porte ilícito de arma de fuego y asociación para delinquir.

 

Adicionalmente, a Iglesias se le acusó por aprovechamiento de cosas provenientes del delito.