Sucesos
Dos policías de Lara fueron aprehendidos en una extorsión
Sucesos

Dos oficiales del Cuerpo de Policía del estado Lara, fueron aprehendidos, luego de ser capturados en flagrancia por una supuesta extorsión que aplicaban a comerciantes informales en Palavecino.

Por: Carlos Iván Suárez.

De manera extraoficial, se conoció que los hombres estaban en sus labores de patrullaje, uno de ellos a bordo de una motocicleta Bera y el otro en una DCR oficial, identificada con los logos de Polilara.

Los funcionarios Josmer González Alvarado, de 25 años de edad, y Edgar Marchán Palencia, de 35 años, al parecer, desde hacía semanas, les exigían a unos comerciantes informales que hacen sus labores en el centro de Cabudare, la cantidad de cuatro mil bolívares con la finalidad de dejarlos seguir trabajando, de lo contrario le incautarían la mercancía.

Los trabajadores cansados de la situación, decidieron denunciar ante el Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES) Lara, quienes la tarde del lunes, se apersonaron al sitio y habrían observado el momento en que las víctimas entregaban el dinero a los policías, por lo que les dieron captura inmediata.

Al parecer, y según las personas que ahí estaban hubo una situación confusa.

Al momento de la detención, les incautaron dos pistolas Glock nueve milímetros, las cuales usaban para su trabajo, dos motos y los celulares.

El procedimiento fue puesto a orden de la fiscalía cuarta del Ministerio Público a cargo de Yaritza Berríos, quien se espera los presente hoy ante los tribunales correspondientes.

La Ley de Antiextorsión y Secuestro pena este tipo de delitos entre 10 a 15 años de prisión, cabe destacar que por ser funcionarios les cae un agravante según el artículo 19, numeral siete.

Es de resaltar que en lo que va de año, 17 funcionarios policiales; 12 de Polilara; dos de la Policía Municipal de Iribarren y tres de la Policía Nacional Bolivariana, han sido detenidos por el GAES en presuntas extorsiones.

Por un celular

En otro procedimiento, una comisión de seis efectivos del GAES detuvieron a Carlos Peroza Hernández, de 23 años, quien le pidió a su víctima, 10 mil bolívares para devolverle un celular que le habían robado.

La aprehensión se produjo en las adyacencias de una conocida clínica al este de Barquisimeto, en la avenida Críspulo Benítez, al momento que fueron a pagar el rescate.

Foto: Ángel Zambrano.

Fuente: El Impulso