Sucesos
Familiares denuncian a organismos policiales por ajusticiamiento de jóvenes
Sucesos

El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y la Policía Municipal de Baruta fueron denunciadas ante el Ministerio Público por familiares de Junior Hernández y Frandin  Morales Stan jóvenes muertos en dos supuestos enfrentamientos con la policía ocurridos en Baruta y en Carapita, versiones oficales que son desmentidas por sus familiares.

Junior Hernández, de 18 años, murió en su casa ubicada en el barrio Santa Cruz del Este, donde estaba junto a su novia, cuando llegaron policiales del Cicpc y Polibaruta. “Tocaron la puerta y cuando abrió le dispararon en el abdomen, se lo llevaron con vida, luego apareció muerto en el hospital de El Llanito, con varios tiros”, dijo su mamá Jennifer Hernández.

Indicó que a pesar de que la familia intentó mediar y lograron el apoyo del consejo comunal, la única respuesta que tuvieron fue que para la casa no pasarían “ni que Chávez vuelva de la tumba”.

Por su parte, a Morales Stan lo mataron en el barrio Bicentenario de Carapita, hasta donde llegaron comisiones del Dgcim y lo ultimaron, tras sacar a la familia de la casa. “Alegaron un enfrentamiento que nunca ocurrió”, dijo su mamá Marta Stan.

En ambos casos los familiares además denunciaron el robo de pertenencias, así como equipos electrónicos en sus casas, electrodomésticos, relojes, joyas, dinero y teléfonos celulares, decodificadores, antenas de Direct TV.

Además denunciaron que se llevaron comida, entre la que se encuentran cinco kilos de leche en polvo que tenían en la casas de Morales para la comida de los niños, jugos, harinas y otros.

Carlos D’Hoy-El Universal