Sucesos
Hallaron cadáver de un joven que desapareció en 2017
Sucesos

Transcurrieron más de dos m  eses en los que los familiares de Nelson Luis Reyes Medina, de 23 años de edad, lo buscaban por distintas sedes policiales y hospitales de Caracas. El jueves 4 de enero recibieron una llamada de una amiga de la familia que trabaja en el hospital Ana Pérez de León, en la que les avisaron la mala noticia: habían encontrado el cadáver de un hombre que presentaba una herida en la cabeza ocasionada por un objeto contundente, en el Puente Independencia, en la autopista Francisco Fajardo, con una tarjeta de débito que pertenecía a Reyes Medina. El cuerpo lo habían ingresado en la morgue de ese centro de salud.

El 22 de octubre a las 12:00 de la noche Reyes Medina se dispuso a salir junto con dos amigos al club nocturno de ambiente Triskel, ubicado en Altamira. Salió de su casa, localizada en el sector Los Alpes, en El Cementerio, y llegó a ese local, donde, de acuerdo con los familiares, se separó de sus acompañantes y acordaron encontrarse horas después para irse del sitio. Cuando ya eran las 5:00 am, uno de los amigos intentó encontrarlo sin éxito. Por ello tomó un taxi hasta su vivienda y después le escribió a Reyes Medina un mensaje privado por Facebook, relataron los parientes.

El martes siguiente a la fecha de su desaparición, la hermana de la víctima pudo ingresar a la cuenta de su hermano en esa red social y fue cuando leyó el texto que había recibido del amigo. Desde el momento de su desaparición sus números telefónicos se encontraban fuera de servicio. Inmediatamente interpusieron la denuncia en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y, aunque también lo buscaban por cuenta propia, no pudieron hallarlo.

Una vez informados el jueves 4 de la trágica noticia del hallazgo, los familiares de Reyes Medina se presentaron en la medicatura forense de Bello Monte a donde fue llevado el cadáver para esperar los exámenes de identificación realizados por los antropólogos. Debido a que el cuerpo estaba en un muy avanzado estado de descomposición y no podían identificarlo a primera vista, tenían la esperanza de que no se tratara de Reyes Medina más allá de que en uno de los bolsillos de su pantalón había una tarjeta de débito con su nombre. Sin embargo, los análisis les fueron entregados y con ellos se desvanecieron las esperanzas albergadas por los parientes.

Familiares consternados por el hecho dijeron que Reyes Medina estaba desempleado, luego de trabajar en una clínica en el CCCT.

Los familiares de Nelson Luis Reyes Medina desconocen el móvil del asesinato y aseguraron que él siempre acostumbraba a salir de fiestas, aunque nunca había desaparecido por tanto tiempo. Es por ello que debido a su ausencia prolongada, decidieron emprender la búsqueda de su paradero. Anteriormente los parientes se habían trasladado a la morgue de Bello Monte para verificar si se encontraba ahí. No obstante, en esa oportunidad no lograron hallarlo.

Arturo Guillén-El Nacional