Sucesos
Hampones tirotean buseta con 24 pasajeros en San Cristóbal
Sucesos
Las balas alcanzaron al chofer Otilio Einstein Quintero Cárdenas (52), este no se detuvo, condujo hasta fallecer. Su ayudante movió su cuerpo y evadió a los atracadores

Una buseta con 24 pasajeros a bordo y dos choferes partieron de San Cristóbal. Cuando se desplazaban por el sector San Juan, en el municipio Baralt de la Costa Oriental del Lago, los sorprendió ayer, a la 1.30 de la madrugada, una ráfaga de disparos,

Por:  La Verdad

Dos balas atravesaron la cabeza y el pecho de Otilio Einstein Quintero Cárdenas, de 52 años, quien conducía. Otras 20 balas impactaron contra la parte frontal de la buseta. Uno de los pasajeros resultó herido en la mejilla tras el roce de una de las balas.

El bus blanco, placa 511A83S, pertenece a la línea Expresos Unidos de Mérida y su destino era Punto Fijo, estado Falcón.

Aunque herido, el chofer continuó frente al volante y maniobró por otros 300 metros. No resistió y se desmayó. Perdió el control de la unidad y se encunetó entre la orilla y el pasto. El otro chofer, Ángel Fuenmayor, junto a unos pasajeros, se bajaron. Rápidamente, sacaron la unidad de la zanja y siguieron la vía. Buscaban un centro asistencial para salvarle la vida a Otilio.

La oscuridad de la noche y el desconocimiento de la zona provocaron que se perdieran en el intento de ubicar al Hospital Luis Razzetti. Sin embargo, llegaron hasta el comando del Cuerpo de Bomberos de Baralt, pero Otilio, llegó sin signos vitales.

La Policía científica investiga. Presumen que en el ataque participaron alguna de las cuatro bandas que se dedican al robo y hurto de vehículos en el sector San Juan, municipio Baralt.

Un primo de Otilio fue el primero en llegar a la morgue del Hospital Adolfo D’ Empaire en Cabimas. Se negó a ofrecer declaraciones.

22 proyectiles impactaron contra la buseta de Expresos Unidos de Mérida. Los orificios quedaron en la parte frontal y lateral de la unidad.

24 pasajeros y dos conductores viajaban desde Táchira hasta Falcón. Los sobrevivientes contaron que los atacaron a la 1.30 de la madrugada.