Sucesos
La asfixian y guardan su cadáver en la nevera
Sucesos

El silencio de Lastemia Josefina Figueroa de Aponte, de 64 años, preocupó a sus familiares. En siete días no pudieron comunicarse con la anciana y llegaron a su residencia, en la parroquia La Vega, del municipio Libertador, en Caracas.

Por: La Verdad.

Desde lejos, la vivienda permanecía cerrada. Al acercarse notaron que las puertas no tenían seguro y entraron. De la abuela no había rastro, la casa estaba vacía y en una mesa encontraron las llaves. Les preguntaron a los vecinos y ninguno supo darles respuesta, detallaron los familiares a la Policía.

Los Figueroa se distribuyeron por la casa, buscaron en cada rincón, uno de ellos abrió el refrigerador y allí encontraron el cadáver. Presentaba hematomas en varias partes, con un pedazo de trapo le taparon la boca, la amarraron y encerraron.

La familia cree que a Lastemia la engañaron los ladrones, aprovecharon que se encontraba sola, entraron y la sometieron. De la residencia desaparecieron electrodomésticos, las prendas de oro de la abuela y otros objetos de valor, reseñó Últimas Noticias.

Los investigadores explicaron que el ama de casa fue asfixiada con la misma tela con la que la amordazaron. Hasta ahora investigan a un allegado de su entorno familiar, fue la última persona que vieron ingresar a la casa y lo detuvieron preventivamente hasta que se descarte su vinculación en el asesinato.

Los funcionarios de la Policía científica inspeccionaron la vivienda, tomaron fotografías y algunas muestras de sangre y de huellas. El cadáver lo remitieron a Bello Monte para corroborar las causas del deceso. Un fiscal del Ministerio Público llegó a la morgue forense para adelantar las investigaciones.

Nueva modalidad

En 2016, la Policía científica reportó el hallazgo de cadáveres en congeladores o neveras. Los homicidas luego de matar a sus víctimas, escondían sus cuerpos para evitar el mal olor o despistar a sus parientes. El asesino de Yésica Raquel Durán, de 26 años, José Mejía (25), recurrió a esta modalidad luego de descuartizar a la enfermera guardó su cuerpo en el congelador.

A Manuel Felipe Díaz López (12), hermano de miss Sucre 2015, lo estrangularon en su residencia en la urbanización San Fernando 2000, del estado Guárico, y guardaron su cuerpo en la nevera.

Ocho días permaneció el cuerpo de Denis Marchal Can (49), trinitario, envuelto en sábanas dentro del congelador. Sus asesinos entraron a su casa, en el sector La Constituyente, de Monagas, para robar.

 Siga leyendo en La Verdad