Sucesos
La expulsión de Bolívar fue dictada el día de su captura
Sucesos

Yonny Eduardo Bolívar Jiménez, de 37 años, alias “Capitán Bolívar”, estuvo siete días recluido en la sede de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de Colombia (Dijin), esperando ser entregado a las autoridades venezolanas.

Por: Deivis Ramírez Miranda.

El mismo día que lo detuvieron (el 11 de junio en Barranquilla) le decretaron la Medida Migratoria de Expulsión de Territorio Colombiano, de acuerdo a la Resolución signada con el número 20157030044946.

Fue a la medianoche de ayer, cuando el señalado de haber asesinado a la intérprete de señas del Noticiero Venevisión, Adriana Urquiola, pisó suelo venezolano en el Puente Internacional Simón Bolívar del estado Táchira.

Una comisión de Migración de Colombia acompañada por funcionarios de la Dijin, hicieron entrega del sujeto a las autoridades venezolanas, encabezadas por el comandante del Destacamento 212 de la Guardia Nacional Bolivariana, Humberto Villamizar; el jefe del Cicpc Región Táchira, comisario general Marcos Rojas, el coordinador regional del Saime Táchira, así como representantes de la oficina de Migración de ese organismo.

Desde allí fue trasladado en un vehículo custodiado hasta el aeropuerto local, y después en una avioneta fue enviado a Caracas. Lo escoltaban diez funcionarios de la oficina Interpol Caracas, además de efectivos del grupo BAE del Cicpc.

A la 1:00 de la madrugada, aproximadamente, llegó al aeropuerto internacional de Maiquetía, donde lo esperaba el director del Cicpc, comisario José Gregorio Sierralta, además del ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González.

A las 11:00 de la mañana fue enviado en un camión blindado a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, en medio de un operativo especial.

El ministro destacó que Yonny Bolívar es “el tercer presunto homicida relacionado con crímenes de conmoción nacional que ha sido capturado por el Gobierno”.

Agradeció a la Interpol Colombia y demás organismos de seguridad de ese país, por haber colaborado en la captura.

También dijo que Yonny Bolívar “estaba vinculado con parte de una estructura que se dedicó a generar guarimbas a nivel nacional”.

Por su parte, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, manifestó que hoy será presentado en un tribunal de control para su audiencia.

Confesiones de Bolívar

Desde que ocurrió el asesinato de Adriana Urquiola, el 24 de marzo del año pasado, el “Capitán Bolívar” comenzó a huir.

Incluso, se supo que él mismo se presentó en la sede del Cicpc de Los Teques, al día siguiente del homicidio, para desligarse del crimen y admitir que su camioneta Toyota, 4Runner negra, sí estaba involucrada, pues la había prestado. Sin embargo, las investigaciones que adelantó el Cicpc determinaron que él era el responsable.

Meses después, el propio Yonny Bolívar estableció comunicación vía telefónica con personas vinculadas al caso y admitió su responsabilidad.

Destacó que sí había disparado esa noche, pero “nunca tuvo la intención de asesinar a Adriana”. Incluso, dijo que su conciencia estaba sucia y pensaba entregarse a las autoridades para “pagar el daño que le hizo a la familia Urquiola”. Pese a ello, huyó a Colombia.

Fuente: El Universal