Sucesos
Lo hallaron muerto y amarrado en Aragua
Sucesos

Pasadas las 9:00 am de este miércoles, hallaron el cadáver de un hombre de la tercera edad dentro de su residencia, la cual también funcionaba como un taller de latonería.

El hecho se registró en la calle Rubio del sector San Pedro Alejandrino del municipio Girardot, en el estado Aragua. La víctima fue identificada como Jorge Pablo Hidalgo (70), quien tuvo cinco hijos y toda su vida la dedicó a laborar con piezas de vehículos.

Aparentemente, el dueño del terreno donde se encuentra ubicada la vivienda-taller de Hidalgo arribó al sitio y se percató que la puerta estaba abierta. Al entrar, encontró el cuerpo rodeado de sangre dentro de una de las habitaciones.

“TU PADRE ESTÁ MUERTO”

José Miguel Guerrero, hijo de la víctima, indicó que recibió una llamada del propietario del terreno. “Cuando contesté la llamada, me dijeron que mi padre estaba muerto, que me dirigiera al sitio”, aseveró.

Rápidamente, el individuo se trasladó al lugar y se encontró con la noticia de que su padre había sido asesinado.

Al sitio, se trasladaron funcionarios del Centro de Coordinación Policial (CCP) Maracay–Sur, quienes se encargaron de resguardar la escena del crimen hasta que los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arribaron.

Posteriormente, los expertos de la policía científica realizaron las experticias correspondientes y trasladaron el cadáver hasta la morgue de Caña de Azúcar.


LO SOMETIERON UNOS LADRONES

Fuentes ligadas a la investigación indicaron que las experticias arrojaron como presunto móvil del hecho el robo. Trascendió que al parecer unos delincuentes ingresaron a la residencia y amarraron de manos y pies al septuagenario mientras sustraían sus pertenencias.

Trascendió que el infortunado sufría de diabetes, por lo que suponen que su enfermedad pudo influir en el deceso. “Cuando lo tenían sometido pudo sufrir algún ataque y eso le causó la muerte”, indicaron. Con respecto a la sangre que rodeaba el cuerpo, aparentemente pertenecía a alguno de los delincuentes que participaron en el hecho.

 

Fuente: Danniella Iafolla –  elperiodiquito.com