Sucesos
Marido celoso mató a su esposa, hirió a un vecino y después se suicidó en San Cristóbal
Sucesos

Un marido celoso mató a balazos a su esposa e hirió a un vecino en la calle Valera de Barrancas, municipio Cárdenas, en un aparente arranque de celos y luego de perpetrar el hecho de sangre, se disparó en la cabeza, muriendo minutos después en el Hospital Central.

Por: lanacionweb.com / Pablo Eduardo Rodríguez

El suceso ocurrió a las 8 de la mañana de este martes en la parte alta de Barrancas, donde aseguran algunos testigos que ingresó a su vivienda Marcos Umaña Duarte, de 49 años de edad, quien al parecer encontró en compañía de Rafael Moros a su esposa Dayni Nakari Bonilla, de 33 años, conversando con este vecino, y por motivos aún no esclarecidos, estalló en rabia y amenazó con un revólver a la pareja y se asegura, que incluso en el momento de furia, amarró de las manos con un mecate a su compañera sentimental para someterla.

Se especula que igualmente el enfurecido hombre intentó someter al vecino, pero no logró el cometido e imprevistamente disparó contra su mujer, matándola en el acto, momento que fue aprovechado por la otra persona, que logró salir a la calle; pero fue tiroteado por el enardecido marido, hiriéndolo gravemente.

Perpetrado el atentado, el hombre de 49 años ingresó nuevamente a la casa y tras estar cerca al cuerpo de su esposa, se disparó en la cabeza, en el parietal derecho.

Los ruidos de los disparos alertaron a los vecinos y estos inmediatamente avisaron a las autoridades, por lo que al lugar acudieron miembros de Politáchira, que de inmediato notificaron el incidente a miembros de Protección Civil Táchira.

Paramédicos del organismo de socorro de la Brigada de Respuesta y Atención Inmediata (BRAI) se encargaron de aplicar los primeros auxilios a la mujer, pero esta ya había fallecido, mientras que a su compañero lo trasladaron mortalmente herido al Hospital Central, donde murió a los pocos minutos.

En cuanto al hombre que sobrevivió, el mismo fue trasladado en un carro particular a un centro médico privado, donde quedó recluido, pero en estado delicado.

En la escena del crimen y tras la llegada de investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en compañía de miembros del Laboratorio y Criminalística de la misma institución, se efectuaron numerosas recopilaciones de evidencias, así como la toma de algunas muestras de tipo forense para sustanciar las investigaciones.

(foto Starly Contreras)

(foto Starly Contreras)

Por más de un hora y media, los expertos en criminalística colectaron numerosas evidencias, incluso incautaron prendas de vestir, sábanas y ropas de las víctimas, las cuales serán sometidas a experticias en los laboratorios de la policía científica.

Preventivamente los detectives de la policía científica trasladaron a la sede de la policía científica a un menor de edad, quien al parecer observó el trágico hecho de sangre.