Sucesos
Médicos fueron asediados por delincuentes tras enfrentamiento en Ciudad Bolívar
Sucesos

Pableysa Ostos – Bolívar

El apodo de “El Nano”, no era nuevo para los organismos de seguridad y mucho menos para los habitantes de Ciudad Bolívar. Tan solo el año pasado Leonardo Javier Marcano Bermúdez, había sido detenido junto a otro sujeto cuando ingresaron a la cárcel de Tocorón a visitar a Wilmer Brizuela Vera, alias Wilmito.

Para ese entonces el joven de 22 años era requerido por el delito de homicidio y robo de expediente número P-2015-002648 del Juzgado Primero de Control de Bolívar.

Este domingo su apodo volvió a escucharse tras verse involucrado en un enfrentamiento suscitado en el sector de Hipódromo Viejo que dejó 21 heridos y 8 personas fallecidas, incluyéndolo a él.

Marcano fue decapitado. Su cabeza localizada en el mercado municipal, mientras que su cuerpo fue dejado en el distribuidor Las Banderas. Todo se dio durante la madrugada cuando se desarrollaba un evento denominado Fiesta de la Paz.

El Nano estaba junto a su banda y lo acompañaba otro delincuente, el Danielito, cuando llegó el Sapito, buscándolo. La balacera duró varios minutos hasta que Marcano fue sacado del lugar en un vehículo-conducido por integrantes de la banda de el Sapito-.

Pánico en el hospital

Los heridos empezaron hacer trasladados de forma particular, cinco de ellos fueron llevados hasta el hospital Ruiz y Páez, según información de los médicos empezaron a llegar pasadas las 3:00 de la madrugada de este domingo.

Uno de los médicos que estuvo de guardia relató al equipo reporteril de Analitica.com que los familiares de las personas heridas en el enfrentamiento empezaron a buscar a los doctores de todas las especialidade.

“Todo los servicios estábamos escondidos incluyendo los asistenciales. Nos resguardamos en distintas partes. No nos amenazaron directamente pero estaban buscando a los médicos para matarnos. Recorrieron todos los pasillos del hospital armados- tenían armas de fuego- y aparentemente cargaban consigo con botellas de ron”, sumó.

La situación se mantuvo tensa hasta las 8:00 de la mañana. Según los afectados el director del centro hospitalario no tenía conocimiento sobre la situación que se suscitó por más de tres horas.

En cuanto al personal de seguridad, los médicos afirmaron que en cuanto los delincuentes llegaron a las instalaciones los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB), dejaron el sitio.

No fue hasta las 8:30 de la mañana cuando detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron en compañía de efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) a constatar la condición de las víctimas del enfrentamiento y tomar sus declaraciones.

Amedrentados

“Los delincuentes tocaban las puertas de todos los servicios buscando a los médicos y en uno de los pasillos, había un muchacho dentro de una de las oficinas resguardado. La puerta de ese espacio tenía una rendijita y a través de ella escuchó que si encontraban a los médicos los iban a matar, esto corrió por un grupo de WhatsApp que tenemos en el hospital y nos motivó a permanecer escondidos”.

De igual forma amedrentaron a familiares de pacientes que estaban en la emergencia antes de la llegada de los lesionados en el enfrentamiento, enfermeras y resto de personal que ahí labora. “Amenazaron a enfermeras que estaban de guardia y estas fueron ayudadas por familiares de paciente que le dieron ropa para que ellas se cambiaran. A la joven que trabaja en Rayos X y a un señor que se encarga de la parte de esterilización los apuntaron en la cabeza preguntándoles si eran médicos y estos respondieron el cargo que cada quien desempeñaba”.

“Los antisociales ingresaron hasta en sala de parto y en el quirófano del servicio de ginecología buscando médicos y no encontraron a nadie. En el retén patológico entraron y fueron los familiares de los bebés que los sacaron”, sumaron.

Investigaciones

Funcionarios del Cicpc tanto de la Subdelegación de Ciudad Bolívar como de Ciudad Guayana, trabajan en las investigaciones para dar con los responsables de la muerte de 7 hombres y una mujer.

Otro de los fallecidos fue el oficial Yonibert Gustavo Vera Pérez, este pertenecía a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), adscrito a Caracas. Y entre los heridos hay una menor de 16 años, Freiver de Jesús Serrano Marcano, Norkedis Gómez y Jonas Moíses Castillo Rivero.

Junto a ellos ingresaron también Diana Carolina Pino Chauran, Jesús Romero, Jhoandri Rondón, Bryan Enrique Salazar Bernal, Isaac Calma y Jesús Fernández, uno de estos lesionados fue intervenido quirúrgicamente y dos están a la espera, todos permanecen en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

Mientras que Brayan Enrique Salazar, de 24 años, recibió un tiro en la pierna izquierda, Danyoli Milano, 22 años, funcionaria de la PNB, presentó un tiro en la cabeza, su estado es delicado.

Al mismo centro hospitalario también ingresó Melani Caldera, de 18 años con una herida en la pierna izquierda, Neikel Delgadillo, de 24 años, con un tiro en la cabeza y un adolescente de 15 años, estos últimos fueron trasladados al hospital Ruiz y Péz.

Cuatro heridos fueron llevados a la clínica Nuestra Señora de La Nieves- dos mujeres y dos hombres-. Uno a la clínica Andrés Bello y por último una mujer a la clínica Orinoco.