Sucesos
Muere Polisucre en enfrentamiento en la carretera Petare-Santa Lucía
Sucesos

Un funcionario de la Policía Municipal de Sucre y dos presuntos delincuentes resultaron muertos en un intercambio de disparos ocurrido en horas de la noche de este sábado en el sector El Limoncito de la carretera Petare-Santa Lucía, municipio Sucre del estado Miranda.

El efectivo muerto fue identificado como Freddy José Lara, de 23 años de edad, quien tenía una antigüedad de tres años y estaba adscrito a la brigada de Patrullaje Vecinal de la parroquia Mariche en la policía local.

Informaciones suministradas por fuentes policiales señalan que Lara se encontraba de guardia este sábado y realizaba labores de patrullaje en la mencionada parroquia cuando aproximadamente a las 10:30 pm,  a la altura de la ferretería El Pico, los uniformados fueron alertados por un conductor sobre la presencia de dos sujetos en una moto que se encontraban robando a los transeúntes.

Los efectivos procedieron a rastrear la zona, y ubicaron a los motorizados quienes emprendieron la huida en dirección hacia el sector El Limoncito, por lo que se produjo una persecución.

Cuando se encontraban adyacentes al módulo de la GNB, los sujetos efectuaron disparos contra la patrulla, hiriendo en el rostro al oficial que perdió el control del vehículo y colisionó contra un objeto fijo. En medio del intercambio de disparos, también fueron heridos los antisociales que fueron llevados hasta el hospital Domingo Luciani, en El Llanito, donde fallecieron.

Comisiones de la GNB prestaron apoyo en el sitio para sacar al funcionario que aún tenía signos vitales por lo que fue trasladado por sus compañeros hasta la clínica La Urbina, pero murió minutos más tarde, como consecuencia de ser impactado por dos disparos, en el rostro y en la región pectoral derecha, respectivamente.

Uno de los sujetos abatidos se encontraba indocumentado, mientras que el segundo fue identificado como Carlos Guillermo Narváez (26). En el sitio quedó la motocicleta Marca Bera modelo BRX200, de color gris, placas AA2P29D que tripulaban, además de una pistola Prieto Beretta calibre 9 milímetros y un revólver Smith and Wesson que usaron para atacar a los uniformados.

Todas las evidencias fueron colectadas por la División Nacional Contra Homicidios del Cicpc que acudió al lugar para iniciar las averiguaciones.

Freddy Lara tenía dos años de servicio y era padre de dos niños, uno de cuatro años y otro de siete meses de nacido, su progenitor señaló que se trataba de un funcionario policial comprometido con sus labores, “más de una vez hablamos para que se saliera por el riesgo, pero él decía que esa era su vocación”.

Carlos D’Hoy-El Universal