Sucesos
Mujer esquizofrénica sin tratamiento por escasez de medicinas asfixió a su mamá
Sucesos

Una mujer de 51 años ahogó a su madre con una almohada. La homicida sufre de esquizofrenia y desde hace meses no cumplía con su tratamiento médico por la falta de medicamentos. Yuveline Vargas le confesó a su vecina que ella había matado a su mamá durante la madrugada. Versiones policiales preliminares señalan que la víctima dormía cuando su hija entró en su cuarto y la asfixió.

Por:  / Correo del Caroní

La indignación de la comunidad de la urbanización Manoa, en San Félix, no fue contra la victimaria, sino contra la situación del país. Por la escasez de medicinas, una de sus vecinas, una paciente de esquizofrenia estaba sin tratamiento médico desde hacía un mes. Este martes, su madre fue hallada asfixiada.

Yuveline Vargas vivía desde hacía años con su mamá. Sus parientes aseguraron que por su condición no se había casado y ni tenido hijos.

Yuveline tiene 51 años de edad.

Este martes, una vecina que tenía llave de la propiedad, entró en la casa de Ana Francisca Ledezma Vargas, de 89 años. Estaba muerta en su cama.

Yuveline le confesó a su vecina que ella había matado a su mamá durante la madrugada. Versiones policiales preliminares señalan que la víctima dormía cuando su hija entró en su cuarto y la asfixió.

Los vecinos y parientes de Panchita, como era conocida la víctima fatal, afirmaron que ellos colaboraban con la administración de la casa, en cuanto a los pagos de los servicios y compra de alimentos, así como con los tratamientos que ameritaba Vargas, pero en la ciudad tenía tiempo sin conseguir las medicinas.

A tribunales

Según el gremio de médicos, la escasez de medicamentos ronda 90 por ciento.

La Constitución Bolivariana de Venezuela establece en su artículo 83: “La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República”.

A pesar de ello en los últimos meses, los venezolanos han recurrido a las redes sociales para solicitar medicinas ya que la difícilmente pueden conseguirlas en las farmacias.

Cuando llegaron los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Yuveline se mostró tranquila, admitió su responsabilidad por el crimen y la detuvieron.

Yuveline quedó a orden del Ministerio Público. Probablemente sea privada de libertad, pero por su condición mental, es posible que sea recluida en un centro psiquiátrico o reciba casa por cárcel.