Sucesos
Murió mujer por infección en herida de bala
Sucesos

María Fernanda Lugo González, de 23 años de edad, murió luego de estar 15 días en terapia intensiva en el Hospital Pérez Carreño, luego de ser operada de una herida de bala en la pelvis con salida en el glúteo

Su tía, Yoleida González, en la morgue de Bello Monte, explicó que había recibido un tiro el 2 de junio en la madrugada cuando esperaba un taxi con unos amigos en la calle Independencia, en de Los Teques, después de salir de una discoteca.

María Fernanda se disponía a ir a la casa de una amiga y compañera de trabajo para luego acudir al trabajo en una tienda de ropa interior, ubicada en la esquina de La Marrón en el centro de Caracas, donde llevaba seis años laborando.

En ese momento llegaron dos motos con dos personas en cada una, que robaron a otro motorizado y en el sitio se originó un tiroteo. La mujer resultó herida.

Sus compañeros la trasladaron al hospital Victorino Santaella, en Los Teques, donde no pudieron atender la emergencia debido a que no tenían los insumos necesarios. Fue referida entonces al hospital Pérez Carreño, donde la intervinieron quirúrgicamente e ingresaron en terapia intensiva donde permaneció hasta este sábado las 5:00 am cuando murió.

La tía de la víctima manifestó que su sobrina murió por septicemia a consecuencia de una bacteria.

Explicó que en el Pérez Carreño no cuentan con recursos para atender a los pacientes. La familia pagaba diariamente los exámenes de sangre que debían practicarle, al igual que las batas y las botas que llevaba en la unidad de terapia intensiva, así como los medicamentos. Entre familiares y amigos lograron conseguir 15 donantes de sangre.

González pidió que se investigue la falta de fármacos e insumos en ese centro asistencial y a la vez solicitó que se haga justicia ante las irregularidades en la dotación. Está convencida de que su sobrina no fue atendida de su herida a tiempo cuando fue ingresada en el primer centro de salud, debido a que no había insumos.

María Fernanda Lugo González era madre de un niño de 7 años de edad y la última de 7 hermanos, era melliza con un varón. Estaba graduada de bachiller y esperaba cupo para la Universidad Bolivariana donde estudiaría Comunicación Social.

Es la mujer número 65 ultimada en 2017 en la Gran Caracas.

El Eje de la División contra Homicidios del Cicpc de Los Teques se encargó de las investigaciones para establecer la identidad de los responsables de la muerte de María Fernanda Lugo González. Sus familiares, así como los amigos que la acompañaban esa madrugada, fueron citados a rendir declaración en esa dependencia. Los investigadores determinarán si alguno de ellos logró ver a los autores de los disparos.

Sandra Guerrero-El Nacional